Descubierto un posible biomarcador para la tuberculosis

Tuberculosis, bacteria
PIXABAY/GERALT - Archivo
Publicado 31/08/2018 14:52:10CET

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las moléculas implicadas en la síntesis de triglicéridos son posibles biomarcadores de tuberculosis, según un estudio de la Facultad de Medicina de Rutgers, Nueva Jersey, en Estados Unidos.

Todo ello en el marco de que las principales investigadores Valentina Guerrini y Maria Laura Gennaro de la Facultad de Medicina de Rutgers en Nueva Jersey, han descubierto que las células espumosas en el tejido pulmonar de conejos, primates no humanos y humanos con tuberculosis se forman al acumular triglicéridos, en lugar de colesterol, como se ve en la aterosclerosis.

En concreto, las células de espuma son un tipo de glóbulo blanco, conocidos como macrófagos, que han acumulado compuestos grasos, cerosos o aceitosos llamados lípidos. Estas células contribuyen a respuestas inmunitarias desadaptativas tales como inflamación crónica y daño tisular en una variedad de enfermedades.

Por ello, la acumulación de triglicéridos en macrófagos humanos infectados con tuberculosis está mediada por vías de señalización distintas de las asociadas con el almacenamiento de colesterol en macrófagos durante la aterosclerosis. De esta forma, los hallazgos demuestran que las células espumosas almacenan diferentes tipos de lípidos y se forman a través de distintos mecanismos, dependiendo de la enfermedad.

"El hallazgo de que las células espumosas encontradas en la tuberculosis difieren de las presentes en la aterosclerosis demuestra que estas células disfuncionales, que están asociadas con muchas enfermedades, se generan a través de procesos biológicos que difieren de una enfermedad a otra", ha declarado Gennaro.

Este descubrimiento apunta además que los factores de manipulación que afectan el contenido lipídico de los macrófagos podrían ser una forma efectiva de tratar la tuberculosis. Debido a que muchos de estos factores se han estudiado ampliamente en el contexto del cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades metabólicas, es posible reutilizar los compuestos farmacológicos como terapias contra la tuberculosis. Tales terapias pueden acortar la duración de los regímenes de antibióticos y ayudar a restringir la aparición de resistencia a los antibióticos.

Contador