INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Describen cómo las células cancerígenas del tumor de mama se adhieren al tejido endurecido

Actualizado 06/10/2014 21:57:25 CET

BARCELONA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Catalunya (Ibec) han descrito por primera vez el mecanismo que utilizan las células cancerígenas presentes en el tumor de mama para adherirse a tejido endurecido y reatroalimentar así el surgimiento de estos nódulos.

El hallazgo, que publica este domingo la revista 'Nature Materials', pone el foco en este "mecanismo pernicioso de retroalimentación", ha explicado en rueda de prensa el investigador principal del trabajo, Pere Roca-Cusachs, tras dos años de trabajo y el análisis pormenorizado de más de 2.000 células.

Las células cancerígenas interaccionan con el tejido a través de unas moléculas denominadas "integrinas", capaces de detectar y adaptarse a la rigidez, y aunque su presencia ya había sido descrita, los investigadores han conseguido ahora explicar cómo se produce el proceso.

El trabajo ha sido impulsado por la Obra Social La Caixa y cuenta con la colaboración del Barts Cancer Institute de la Queen Mary University de Londres, cuyo equipo ha contrastado una "altísima correlación positiva" entre la presencia de estas moléculas alteradas y la agresividad del tumor.

El Ibec, por su parte, ha medido las propiedades adhesivas de estas células, la fuerza que aplican para adaptarse al tejido y cómo lo logran, lo que abre la puerta al desarrollo futuro de terapias para frenar el mecanismo.

OTRAS ENFERMEDADES

Los investigadores han recordado que el endurecimiento anormal del tejido se presenta también en otros tipos de cáncer como el de páncreas, el de próstata y el melanoma, además de otras enfermedades como la fibrosis, por lo que conocer mejor este mecanismo podría tener un "gran potencial".

En todo caso, la presencia de un nódulo endurecido no es sinónimo de cáncer, ya que también pueden ser benignos, por lo que es prematura que el descubrimiento tenga una aplicación en la práctica clínica y el grupo del Ibec se centrará ahora en determinar hasta qué punto la regulación de las integrinas es un mecanismo general de control mecánico de los tejidos.

En la rueda de prensa el director del Ibec, Josep Samitier, ha destacado que el hallazgo permite pensar en nuevos sistemas de diagnóstico y seguimiento de patologías.

El director del Área de Ciencia y Medio Ambiente de la Obra Social La Caixa, Enric Banda, por su parte, ha subrayado la colaboración de la entidad financiera para "hacer ciencia con la sociedad y para la sociedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter