Desarrollan la técnica de la radiofrecuencia para resolver casos severos de sudoración excesiva sin cirugía

Actualizado 07/10/2015 16:44:45 CET

PAMPLONA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de especialistas de la Clínica Universidad de Navarra han desarrollado la técnica de la radiofrecuencia para resolver casos severos de sudoración excesiva sin necesidad de cirugía. Se trata de un procedimiento indoloro, sin anestesia general, ni ingreso hospitalario, que ha comenzado a aplicarse con éxito, como alternativa a la cirugía.

   Este procedimiento es empleado habitualmente para tratamientos de dolor crónico neuropático, pero su aplicación en hiperhidrosis no se había desarrollado hasta ahora, según ha informado la Clínica Universidad de Navarra en una nota. En la actualidad, la hipersudoración constituye un problema médico que afecta a cerca de un 1 por ciento de la población general.

   Los especialistas indican que la principal función de la sudoración es la regulación de la temperatura del organismo. Sin embargo, en ocasiones, la cantidad de sudor en determinadas áreas anatómicas puede llegar a ser demasiado intensa y convertirse, para las personas afectadas, en un problema de salud importante.

   El director del departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra, Agustín España, señaló que es entonces cuando puede hablarse de hiperhidrosis, una afección cuya solución médica consiste en un tratamiento personalizado que, en muchas ocasiones, "cambia la vida a las personas que lo padecen".

   La hiperhidrosis es un problema médico que requiere un abordaje multidisciplinar, motivo por el que la Clínica cuenta con una Unidad de Hiperhidrosis, integrada por especialistas en Dermatología, Cirugía Torácica y Psicología Clínica. Con el nuevo tratamiento, mínimamente invasivo, se ha incorporado a la unidad un experto médico en la aplicación de radiofrecuencia percutánea, el doctor Juan Pérez Cajaraville.

   Según afirmó el doctor Carlos García Franco, cirujano torácico del centro hospitalario y especialista de la Unidad de Hiperhidrosis, "debido a su elevada eficacia, el procedimiento de elección en los casos más severos de hiperhidrosis es el quirúrgico". No obstante, antes de acudir a la cirugía siempre se realiza un examen dermatológico "para descartar la posibilidad de un tratamiento tópico o mediante inyección de toxina botulínica", advirtió el doctor España.

   Para los pacientes en los que los tratamientos dermatológicos se muestran ineficaces, está indicada la opción quirúrgica, intervención realizada en la Clínica por el doctor García Franco. "Ocurre que un porcentaje de los pacientes con sudoración severa, que no responden al tratamiento dermatológico, presentan contraindicaciones para la cirugía o temen pasar por el quirófano", destacó Franco.

   El responsable del desarrollo y aplicación de esta nueva técnica y director de la Unidad del Dolor de la Clínica, el doctor Pérez Cajaraville, describió el tratamiento como "un procedimiento consistente en realizar punciones en diferentes puntos de la espalda, mediante una aguja conectada a un equipo emisor de ondas de alta frecuencia. La temperatura elevada consigue interrumpir la conducción del impulso nervioso generador del exceso de sudor, lo que contribuye a aliviar la sintomatología del paciente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter