Desarrollan un biosensor óptico que detecta posibles problemas de heridas crónicas

Los investigadores Lluís Marsal y Elisabet Xifré, URV
URV
Publicado 07/02/2018 14:46:27CET

TARRAGONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y de la Universidad del Sur de Australia han desarrollado un biosensor óptico que permite detectar de manera rápida y fiable la presencia de un marcador biológico presente alrededor de heridas crónicas.

El biosensor óptico permite detectar la presencia de TNF-a, presente en heridas crónicas como úlceras diabéticas de los pies, las úlceras de presión o las ulceras venosas de las piernas, ha informado este miércoles la URV en un comunicado.

La detección y cuantificación de este biomarcador es importante, ya que la sobreproducción se asocia a la inflamación persistente y la destrucción del tejido.

Se trata de una citoquina proinflamatoria y se relaciona con el estado de cicatrización de las heridas, y tiene un papel importante en la inmunidad y la inflamación.

MATERIAL PENETRABLE

El biosensor se ha desarrollado con un material altamente penetrable, con nanoporos de una medida de 50 nanómetros, cuya superficie es modificada químicamente para que quede unida selectivamente al biomarcador que se quiere detectar.

La unión del biomarcador con la superficie de los nanoporos causa un cambio en la respuesta óptica, que se cuantifica mediante la técnica de espectroscopia de reflectancia interferométrica, que permite detectar niveles de señal ínfimos.

Actualmente, el sensor solo se utiliza en un ámbito experimental, pero una vez desarrollado íntegramente se podría aplicar de forma que el pacinte lo utilizaría en casa, obtendría datos y enviaría telemáticamente al centro de salud para su análisis.