Contador

¿Por qué desaconsejan el uso de las toallitas húmedas?

687987864
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / EVGEN_PROZHYRKO
Actualizado 04/10/2017 9:16:44 CET

   MADRID, 4 Oct. (EDIZIONES) -

   Últimamente se han puesto muy de moda las toallitas húmedas de un solo uso. Se conocen como las toallitas de higiene íntima o como papel higiénico mojado, un supuesto aliado para después de las deposiciones. Aunque su uso puede ser una alternativa cómoda, el resultado a largo plazo es más que peligroso, especialmente para la piel de la zona anal.

   Son muchas las variantes y marcas que se ofrecen sobre las mismas. Suelen venderse bajo la etiqueta de compuestos naturales e inocuos: camomila, aloe vera, con jabón neutro, con perfume, o algunas incluso con aceite de castor (¿qué será eso?). Además, a esto habría que sumarle que cada vez se recurre más a ellas, y estas toallitas son peligrosísimas para el medio ambiente, ya que no son biodegradables, a pesar de que las vendan como tales.

   En una entrevista con Europa Press, el doctor Kubrat Sajonia Coburgo, cirujano general y proctólogo del Grupo Quirónsalud, defiende que esta opción para la higiene personal sólo debe usarse de forma "muy esporádica", porque no son buenas para la piel anal a largo plazo. "Casi todos los pacientes que vemos en nuestra consulta aquejados de dermatitis perianal, de picor, o de prurito anal, usan de forma regular y constante este tipo de toallita", advierte.

   A su juicio, estas toallitas son "malas" porque tienen muchos componentes alergénicos, como perfume, alcohol, aceites, o polifenoles, por ejemplo, sustancias muy alergénicas. "Cuando te lavas las manos con agua y jabón primero te mojas, te enjabonas después, y luego te aclaras. En cambio, cuando te limpias con una toallita no te aclaras y esa sustancia se queda en la zona y la deja húmeda y con sustancias alergénicas.

   A largo plazo se generará una irritación. Es como si uno se secara las manos con toda la espuma del jabón. Una vez no pasaría nada, pero si nunca nos aclarásemos las manos, pronto desarrollaríamos todo tipo de irritaciones, dermatitis, picores y demás complicaciones en la piel", avisa el doctor Sajonia Coburgo.

   Así, aconseja que, si se va al wc, lo mejor es limpiarse tras la deposición sólo con agua y sin jabón. "El jabón sólo debe emplearse cuando uno se duche, pero no cada vez que se vaya al cuarto de baño. Si se lavan siempre con jabón desarrollarán igualmente irritación. Entiendo que esto no siempre es posible. Sobre todo para aquellas personas que van al servicio en el trabajo. Pero si tenemos la suerte de ir en casa, o en un sitio con acceso a un baño en condiciones (una habitación de hotel por ejemplo), mi consejo es no usar dichas toallitas. Nuestra piel lo agradecerá", apostilla.

   En este punto, recuerda que la mayor parte de las culturas asiáticas, más avanzadas en cuestiones de higiene, siempre se limpian con un chorro de agua que hay en el retrete y emplean el papel higiénico para secarse. Por ello, insiste en que, mejor que limpiarse con estas toallitas, o incluso con el papel higiénico, es preferible a largo plazo hacerlo siempre con agua.

SÍNTOMAS DE QUE ALGO NO VA BIEN

   El proctólogo del Grupo Quirónsalud sostiene que muchas personas desconocen que tienen una dermatitis en la zona y se piensan que sus hemorroides han empeorado, tras ese uso constante de las toallitas de wc. Según indica, el primer signo de alarma es el picor en la zona.

   "En estos casos se suele entrar en un bucle porque, ante el picor, se emplea más la toallita, ya que puede aliviar en primera instancia, si bien a la larga agravará la dermatitis, y se pasará de picor, a escozor, y después a dolor. Es conveniente, por ello, acudir al especialista cuando empiece ese picor", agrega.

   El doctor Kubrat Sajonia Coburgo recomienda a su vez el empleo de pomadas de bebé, útiles para aliviar una irritación puntual, y cuando el problema ya es más grave, y siempre bajo la prescripción médica, suelen emplearse pomadas a base de corticoide, cuyo uso debe estar muy medido.

   En cuanto al hecho de que las toallitas húmedas son las más empleadas a la hora de cambiar a los niños, el especialista defiende igualmente que es preferible emplear el agua, de igual forma que sucede con los ancianos, aunque puede que en estos casos sea más difícil dada su movilidad reducida.

SU PELIGRO PARA EL MEDIO AMBIENTE

   Fuera del ámbito sanitario, y aunque no menos importante, también es relevante recordar que las toallitas de wc son perjudiciales para el medio ambiente y no son biodegradables, como así las venden.

   Según alerta la OCU, "ninguna es desechable por el inodoro". Es más, resalta que ni siquiera las que se anuncian como papel higiénico húmedo. De hecho, subraya que los productos anunciados como no desechables obtienen similares resultados.

   "Son un peligro para el medio ambiente. Hace unos años saltó la alarma: toneladas de toallitas tiradas al váter se acumulaban, atascando desagües y alcantarillas, entorpeciendo el funcionamiento de las depuradoras y acababan en el mar. El resultado, enormes pérdidas económicas, grandes daños al entorno y muchos problemas a usuarios que se encuentran con sus desagües atrancados", sentencia la organización de consumidores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter