Contador

Las denuncias falsas de turistas británicos por intoxicaciones se multiplican un 1.400%

Publicado 16/06/2017 13:17:12CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las reclamaciones falsas de los turistas británicos por intoxicaciones alimentarias sufridas durante sus vacaciones en Canarias se han multiplicado un 1.400 por ciento en tan solo un año y han provocado que algunos hoteles hayan tenido que desembolsar hasta 500.000 euros para hacer frente a unas denuncias que, si no se les pone freno, se van a convertir en una "lacra" para el sector turístico no sólo de España, sino también de otros destinos europeos como Italia, Grecia o Portugal.

Así se dado a conocer en el Encuentro Anual con Medios de Comunicación de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), que este año ha celebrado su sexta edición y que ha contado con los miembros de su Comité Ejecutivo: el presidente, Jorge Marichal; los vicepresidentes, Gabriel Wolgeschaffen, Enrique Talg y Victoria López, y el gerente, Juan Pablo González.

En su intervención, el presidente de Ashotel indicó que la presentación masiva de este tipo de denuncias es un problema "muy grave" y resulta "muy difícil" asumir que un cliente tan importante como el británico, el principal del destino turístico Islas Canarias, esté "a punto de llevar al borde del precipicio" a algunos hoteleros por reclamaciones falsas.

Jorge Marichal quiso dejar claro que no ha habido ningún caso de este tipo de brotes, por lo que es "totalmente falso" lo que estos turistas británicos están denunciando. Además, consideró "raro" que después de un año se presente una reclamación "sin aportar ningún informe médico, sin haberse quejado nunca, y que lleguen a reclamar hasta 6.000 libras por algo que saben que no es verdad".

También se quejó de que jueces, bufetes de abogados, turoperadores y otros agentes que forman parte del sector turístico contribuyan a la proliferación de este tipo de denuncias. "Nos sentimos indefensos y tenemos que transigir ante cosas que no entendemos", remarcó Marichal, que tachó de "injusto" que este tipo de reclamaciones estén amparadas por normativa europea y del Reino Unido.

"Es preocupante el número de personas que no dicen la verdad, ayudados por las tropelías de bufetes de abogado y con la connivencia de algunos departamentos de algunas compañías. Si esto ocurre diez años atrás, ya habría hoteleros que habrían cerrado sus puertas", afirmó.

El presidente de Ashotel se refirió a otros temas "candentes" para el sector como el de los planes de mejora turística, que exigió que se pongan en marcha "de una vez", y el alquiler vacacional, que si bien no rechaza, sí pidió que con la nueva regulación compitan con la "misma baraja" y cumplan con las mismas normativas sectoriales con las que cumple el resto del sector.

Así, desde Ashotel reclaman al Gobierno de Canarias que en la revisión del decreto del alquiler vacacional se incluya la responsabilidad subsidiaria de las plataformas --"porque es más fácil controlar a cuatro plataformas que a 40.000 viviendas vacacionales"-- y que las plataformas se hagan responsables de la liquidación de impuestos y no quede en manos de los particulares.

TURISMO POR ZONAS.

Durante el Encuentro, los vicepresidentes de Ashotel comentaron algunos aspectos de la actualidad de las zonas de las que son responsables dentro de la patronal. Gabriel Wolgeschaffen, responsable de la Zona Centro, resaltó la marcha y la evolución del área metropolitana, que se cerró en 2016 con 235.000 turistas alojados, un 9,4% más que en 2015 y 15.000 turistas más, y respecto a 2006, está obteniendo un 29% más de turistas alojados, cerca de 53.000 turistas más. Sin embargo, sigue cerrando con una tasa de ocupación del 59,9%, con lo cual, hay un 40% de camas que "tenemos que pelear para llegar a unas ocupaciones más importantes", dijo.

Otro síntoma positivo es que se ha retomado el dinamismo en la ciudad con la celebración de eventos, conciertos, congresos, lo que hace que sea un destino "vivo y de primera calidad", a lo que hay que sumar la masiva llegada de cruceros, pues sólo el año pasado llegaron a la ciudad más de 500.000 visitantes.

No obstante, no ocultó su preocupación porque Santa Cruz todavía no es un destino consagrado y por los efectos del alquiler vacacional, pues de los cerca de 500 pisos que hay censados en Promotur, sólo un 20% están autorizados por el Cabildo. En cualquier caso, dijo estar "muy ilusionado" porque el turismo en la capital "ha llegado para quedas

Enrique Talg, responsable de la Zona Norte, valoró que la ocupación es muy buena en comparación con años anteriores, así como la satisfacción del cliente, entre otras razones, por la renovación de los establecimientos hoteleros.

Victoria López, de la Zona Sur, resaltó que goza de estabilidad en las ocupaciones hoteleras desde hace mucho tiempo, por lo que el motivo "más preocupante" son las infraestructuras y la carga del tráfico. Por eso puso en valor el futuro Plan de Movilidad para crear rutas de guagua que lleven a los trabajadores a sus centros de trabajo.

LA PALMA, EL HIERRO Y LA GOMERA.

Con respecto a La Palma, Jorge Marichal señaló que el problema es el tamaño de la isla, pues "es demasiado grande para ser una isla turística pequeña". Cree que la Ley del Suelo puede dar un empuje para aumentar el número de camas legales y para dinamizar los productos turísticos. También opina que el alquiler vacacional podría ser muy bueno para la isla, pero jugando con las "mismas cartas" que el resto del sector.

De la isla de El Hierro comentó que la ocupación es muy irregular a lo largo del año, por lo que cree que hay que promocionar más la isla para desestacionalizar el turismo. Y de La Gomera valoró que, si bien es una isla pequeña, tiene un número de camas para que tenga un desarrollo equilibrado y no tiene problemas de comunicación.
MITOS.

El encuentro ha servido para rebatir con datos oficiales varios mitos asignados tradicionalmente a la hostelería canaria: la creación de empleo; la contratación de trabajadores españoles/extranjeros, y la inversión en renovación y nueva planta hotelera.

En cuanto al primer mito, la evolución del empleo registrado en los últimos cinco años en el sector de la hostelería y sus subsectores indican que el primer trimestre de 2017 cerró con 139.180 empleos registrados en hostelería, frente a los 110.228 del mismo periodo de 2012, lo que supone un crecimiento del 26,7%.

Por sectores de actividad económica, la hostelería representaba en 2012 el 15,48% del total de los 712.714 empleos registrados, frente al 17,62% de este 2017 sobre un total de 789.951 empleos registrados, y en el primer trimestre es el único sector que ha crecido.

Otro de los mitos es que los hoteleros solo contratan a extranjeros. Según el Istac, en el sector de alojamiento los afiliados a la Seguridad Social en régimen general en el primer trimestre de 2012 eran 36.782, de los cuales el 80,71% correspondía a españoles y el 19,29% restante a extranjeros. Cinco años después, ese porcentaje es de 82,81% (españoles) y 17,19% de extranjeros, del total de 47.038 afiliados del mismo periodo de este año.

En cualquier caso, Juan Pablo González hizo hincapié en que el componente de idiomas es "fundamental" para trabajar en hostelería, pero, en el caso de Canarias, sólo el 42% del total de inscritos en hostelería como demandantes de empleo acreditan que hablan un segundo idioma diferente al suyo.

Un tercer mito es que los hoteles no invierten en el destino. Según datos de Turismo de Tenerife para el periodo 2015-2018, un total de 282 millones de euros habrán invertido los empresarios turísticos en renovación hotelera y 138 millones en nueva construcción. Asimismo, el 87% de la inversión en plazas hoteleras corresponde a las camas renovadas (unas 21.000) y el 13% a las de nueva creación (3.121).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter