La densidad ósea de los atletas kenianos está "muy por debajo" de lo esperado para hombres de su edad

El atleta keniata Abel Kirui gana la maratón de Berlín
Reuters
Publicado 20/02/2018 18:33:19CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La densidad ósea de los atletas kenianos está "muy por debajo" de lo esperado para hombres de su edad, según ha puesto de manifiesto un estudio en el que ha participado Jordan Santos-Concejero, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), y que ha sido publicado en el 'Journal of Sports Sciences' y recogido por la plataforma Sinc.

Para alcanzar esta conclusión, los investigadores midieron parámetros relacionados con la densidad mineral ósea y composición corporal en atletas kenianos de élite por absorciometría dual de rayos X con un escáner DXA, tanto en la zona del cuello del fémur y cadera como en la región lumbar.

Además, en el trabajo se analizaron distintos parámetros biomecánicos con un sistema Vicon de captura del movimiento en tres dimensiones (3D) para valorar su posible influencia en la densidad ósea de los atletas estudiados.

Los resultados mostraron que los atletas kenianos presentaron una mayor densidad ósea en la región proximal del fémur y, de hecho, esa mayor densidad ósea parecía asociada a la carga de entrenamiento y la mayor rigidez articular de los atletas kenianos.

"El 40 por ciento de los kenianos analizados presentaron valores de densidad ósea muy por debajo de la media esperable para hombres de su edad, según las guías de la Sociedad Internacional de Densitometría Clínica. Hasta el punto de ser clasificados como en riesgo de padecer osteoporosis por la Organización Mundial de la Salud", ha explicado Santos-Concejero.

Una de las posibles explicaciones para estos valores es un desequilibrio entre el gasto y aporte calórico de esos atletas, que se ha visto repetidamente en la literatura como negativo. Además, la alta carga de entrenamiento parece desempeñar un papel fundamental en esos bajos valores de densidad ósea en la zona lumbar.

Sin embargo, a pesar de esos valores aparentemente patológicos, la incidencia de fracturas de estrés en kenianos es relativamente baja. Una posible explicación, a juicio de los expertos, son las menores fuerzas de contacto de estos atletas, tal y como se ha visto en estudios previos o, incluso, es posible que las guías estándar que se utilizan actualmente no sean representativas para una población tan especial.