No en los hombres

Demuestran la asociación entre la diabetes y los accidentes cerebrovasculares en mujeres

Consumidores, Gente, Aglomeraciones
EUROPA PRESS
Actualizado 07/10/2014 2:05:50 CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La diabetes en la mujer se asocia con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), mientras que los datos no reflejan la misma asociación entre los hombres, según concluye un estudio publicado en 'Diabetologia' y realizado por los doctores Zhao Wen-hui, Gang Hu y sus colegas del Centro de Investigación Biomédica Pennington, en Baton Rouge, Luisiana, Estados Unidos.

Ya se ha informado con anterioridad de diferencias en la incidencia y la mortalidad entre los sexos en varias condiciones, como el accidente cerebrovascular, de forma que más mujeres que hombres tienden a morir de un accidente cerebrovascular en los países desarrollados. Por ejemplo, en Estados Unidos, 77.109 mujeres y 52.367 hombres murieron a causa de apoplejía en 2010, representando las primeras el 60 por ciento de las muertes por accidente cerebrovascular en Estados Unidos en 2010, y en Reino Unido, 32.828 mujeres y 20.358 hombres murieron por una apoplejía en 2007.

Los autores investigaron prospectivamente la asociación específica del sexo de los diferentes niveles de hemoglobina glucosilada (HbA1c), que muestra el nivel promedio de azúcar (glucosa) en la sangre durante tres meses, con el riesgo de accidente cerebrovascular entre 10.876 hombres y 19.278 mujeres con diabetes tipo 2 en el 'Louisiana State University Hospital-Based Longitudinal Study' (LSUHLS). Durante un seguimiento de 6,7 años, se identificaron 2.949 casos de incidentes de derrame cerebral.

Los autores calcularon el riesgo de ACV asociado con diferentes niveles de HbA1c al inicio del estudio y entre los hombres, aunque hubo una tendencia hacia un mayor riesgo de accidente cerebrovascular conforme HbA1c aumenta, este incremento del riesgo no fue estadísticamente significativo. Sin embargo, en el caso de las mujeres, las que tenían un HbA1c elevado eran entre un 19 por ciento, un 32 y un 42 por ciento más propensas a sufrir un accidente cerebrovascular, dependiendo de sus niveles de HbA1c, que las mujeres con el azúcar en sangre normal del grupo.

Aun cuando los datos se ajustaron por raza y si las mujeres tomaban medicamentos antidiabéticos, esta relación graduada de HbA1c con un accidente cerebrovascular en las mujeres todavía estaba presente. Cuando se ajustó por edad, los investigadores hallaron que el riesgo de accidente cerebrovascular entre las mujeres diabéticas se elevó sustancialmente para las mayores de 55 años y más en comparación con las mujeres más jóvenes.

A nivel mundial, el accidente cerebrovascular es más común entre los hombres, pero las mujeres con accidente cerebrovascular parecen caer más gravemente enfermas después de una apoplejía. Estas diferencias sexuales tienen profundas implicaciones para la prevención y el tratamiento eficaz de los accidentes cerebrovasculares, por lo que conocer los factores de riesgo de ictus en la población, como el proporcionado por este estudio, puede conducir a una mejor prevención de los accidentes cerebrovasculares.

"Hay varios mecanismos que podrían explicar por qué la diabetes tiene un mayor efecto adverso en las mujeres que en los hombres. En la población general, se produce un mayor número de ACV en las mujeres que en los hombres al menos en parte atribuido a la mayor esperanza de vida de las mujeres", explica el doctor Zhao.

"Algunos estudios han sugerido que la diferencia de sexo en el riesgo cardiovascular está mediada en gran parte por las divergencias en los niveles de los factores de riesgo cardiovascular, ya que las mujeres con diabetes tienen niveles significativamente más altos de presión arterial y lípidos que los hombres con diabetes", agrega.

"Otros sugirieron que el mayor riesgo relacionado con la diabetes que se ve en las mujeres puede reflejar un sesgo de tratamiento que favorece a los hombres. Estudios recientes encontraron que los hombres con diabetes o enfermedad cardiovascular establecida son más propensos a recibir aspirina, estatinas o antihipertensivos que las mujeres", detalla.

En relación al aumento del riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres diabéticas mayores de 55 años y más, Hu dice: "Esto podría sugerir que un control de la glucosa en sangre pobre es más perjudicial en las mujeres de edad avanzada que en las más jóvenes. Una posible explicación puede ser el papel de los estrógenos. Tras el inicio de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno caen, la incidencia de la enfermedad cerebrovascular en las mujeres aumenta".

"Estudios preclínicos en animales han indicado que el estrógeno es neuroprotector y reduce el volumen de infarto y derrame cerebral, pero los ensayos clínicos no presentaron este beneficio, por lo que hacen falta más investigaciones para aclarar esta asociación", destaca, además de señalar que la falta de una asociación entre HbA1c y el riesgo de accidente cerebrovascular en los hombres con diabetes tipo 2 en el presente estudio podría deberse a que los individuos con valores de HbA1c elevados mueren por enfermedad.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.