Demuestran que alteraciones de los niveles en orina de una enzima están asociados con el grado de actividad del lupus

Investigadores del Incliva
INCLIVA
Publicado 04/05/2018 10:58:44CET

VALÈNCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Investigación de Riesgo Cardiometabólico y Renal, en colaboración con la Unidad de Genómica y Diagnóstico Genético del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico (Incliva), el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universitat de València y el Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico, demuestran que los niveles de ARN mensajero y proteínas en orina de la enzima Sirtuina-1 están asociados con la actividad y características del lupus que afecta a los riñones, la llamada nefropatía lúpica.

El trabajo se publicó el pasado febrero en la revista internacional 'Clinical Science'. El lupus es una enfermedad autoinmune, en la que el sistema inmunitario ataca a las células y tejidos sanos por error y que puede afectar a las articulaciones, los riñones, el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y el cerebro, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Si es bien hay varios tipos, el llamado Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es el más común y puede afectar a varias partes del cuerpo a diferencia del cutáneo y el discoíde, que solo afectan a la piel, o el causado por medicamentos que desaparece a dejar de tomar la medicación que lo causa.

El Lupus Eritematoso Sistémico presenta muchos síntomas y no existe una prueba única para diagnosticarlo, confundiéndose a menudo con otras enfermedades. Se puede presentar a cualquier edad, pero es más común entre los 30 y 50 años y predomina en mujeres (relación 10 a 1 respecto a varones). Se trata de una enfermedad crónica que afecta a personas jóvenes y los tratamientos son de larga duración y costosos.

La afectación renal o nefropatía lúpica (NL) constituye una de las más graves y de las primeras manifestaciones del LES, y es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad de la enfermedad.

MARCADORES BIOQUÍMICOS

"De ahí la importancia de detectar marcadores bioquímicos, como en este caso los niveles de Sirtuina-1 que están asociados a la actividad y características histológicas en estos pacientes, que nos permitan conocer los procesos que actúan en el progreso de la enfermedad y establecer nuevas vías de actuación para un mejor manejo terapéutico de la enfermedad", ha explicado la jefa de sección de Medicina Interna, la doctora María José Forner Giner.

"Este estudio surge como consecuencia del inicio de una nueva línea de investigación sobre el análisis de los distintos mecanismos moleculares y celulares que pueden influir en el inicio y progreso de una enfermedad autoinmune como es el Lupus Eritematoso Sistémico", ha añadido por su parte la doctora Raquel Cortés, del Grupo de Estudio de Riesgo Cardiometabólico y Renal.

La especialista ha añadido que el estudio se basa en el análisis de los niveles de ARN mensajero y proteicos de Sirtuina-1, "enzima con efectos protectores a nivel renal en diferentes desórdenes renales, en el sedimento urinario de pacientes con LES. Observamos que se encontraron mayores niveles de esta enzima en aquellos pacientes con afectación renal. Además, los valores de Sirtuina-1 estuvieron asociados con índices de actividad lúpica, y con la gravedad de las características histológicas en el riñón".

"Estos hallazgos son de especial relevancia clínica porque proporcionan nuevas vías acerca de la patofisiología de la nefropatía lúpica, y resaltan la aplicabilidad clínica de un método de dianostico y control no invasivo, como es la determinación de Sirtuina-1 en orina", resaltan ambas investigadoras.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.