Contador

Decálogo para pacientes con artritis psoriásica

Psoriasis
TWITTER
Publicado 14/11/2017 14:01:37CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La artritis psoriásica es una enfermedad de las articulaciones que se presenta en aproximadamente un 10 por ciento de los pacientes que padecen psoriasis. En ocasiones aparece antes la artritis y las lesiones cutáneas se desarrollan con el paso del tiempo, en otros, la afectación de la piel no se produce a pesar de padecer la enfermedad articular.

La lesión articular es inflamatoria, es decir, cursa con dolor, hinchazón, calor, dificultad de movimiento de la articulación inflamada y con el tiempo posibilidad de deformación. Se trata de una enfermedad crónica que evoluciona de manera irregular, y por ello es importante saber cuándo acudir al especialista.

Acude al médico ante los siguientes síntomas:

1.- Enfermedad psoriásica: más allá de la piel y las articulaciones. La enfermedad psoriásica afecta la piel y las articulaciones, pero también se asocia a mayor riesgo cardiovascular y a otras comorbilidades. Consulta a tu dermatólogo y a tu reumatólogo.

2.- El blanqueamiento de tu piel es posible, no te escondas. Actualmente el tratamiento de la psoriasis está muy avanzado y existen diversas opciones para tratar las lesiones de psoriasis. Pregunta a tu dermatólogo.

3.- Mostrar la piel completa y moverse sin dolor y limitaciones está a tu alcance. Al igual que las lesiones de psoriasis tienen un amplio abanico de posibilidades de tratamiento, la artritis psoriásica se puede abordar abarcando distintas dianas terapéuticas.

4.- Cada paciente tiene un tratamiento. Confía en tus especialistas. Cada paciente expresa y vive su enfermedad de manera singular. Afortunadamente hoy en día gracias a la estrecha colaboración entre dermatólogos y reumatólogos, cada paciente puede recibir una atención y un tratamiento específico.

5.- Ayúdanos a blanquear tu piel y controlar tu artritis, no faltes a tus revisiones. Los pacientes con psoriasis y artritis psoriásica pueden caer en el desánimo cuando una primera línea de tratamiento no ha funcionado. En cada revisión el especialista es consciente de ello y siempre aportará una solución al problema.

6.- Confía en tu especialista: cuéntale tus temores y preocupaciones sobre la enfermedad. Los pacientes con enfermedad psoriásica pasan por distintas fases anímicas y pueden preocuparse en relación a su futuro y expectativas. Las relaciones médico-paciente abiertas y sinceras son el mejor remedio a los temores que la enfermedad genera.

7.- Cuida tu piel y haz los ejercicios que se te indican: ayuda a ayudarte. Los pacientes con psoriasis deben mantener su piel limpia e hidratada. Deben seguir los consejos de su dermatólogo en ese sentido. Los ejercicios mejoran el ánimo y ayudan a mantener la salud cardiovascular y la funcionalidad de los enfermos con artritis psoriásica.

8.- Evita los hábitos de vida nocivos como el alcohol y el tabaco.
Tanto el alcohol como el tabaco empeoran la piel y las articulaciones, y hacen que el control de la enfermedad sea más difícil. Algunos tratamientos empleados en la enfermedad no se deben mezclar con alcohol y el tabaco reduce las posibilidades de éxito de los tratamientos.

9.- Evita el sobrepeso y la obesidad. Practica ejercicio físico moderado. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo cardiovascular y este riesgo ya está aumentado por la propia enfermedad psoriásica. Ambos reducen las posibilidades de éxito de los tratamientos empleados para combatir la enfermedad.

10.- Por muy desanimado y abatido que te sientas por causa de tu psoriasis o su artritis siempre hay un presente y un futuro de esperanza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter