Relacionado con la inflamación

¿Cómo el cuerpo puede detectar los primeros signos de cáncer?

ADN, genes, genética
PIXABAY
Publicado 31/07/2017 7:27:32CET

   MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) ha aportado novedades sobre cómo las células del organismo detectan daños en su ADN, una característica propia del cáncer, lo que podría ayudar a explicar cómo el cuerpo mantiene la enfermedad bajo control y detecta los primeros signos del cáncer.

Los científicos han descubierto cómo el daño al material genético de la célula puede desencadenar la inflamación, poniendo en marcha procesos para eliminar las células dañadas y mantener los tejidos sanos.

   Estos hallazgos, publicados en 'Nature', arrojan nueva luz sobre cómo las células potencialmente cancerosas están marcadas de modo que puedan ser eliminada por parte de los sistemas naturales de vigilancia del cuerpo antes de que se lleguen a formar tumores.

   Se sabe que una molécula clave llamada cGAS se une al ADN provocando inflamación. Hasta ahora, no estaba claro cómo sucede esto, ya que el ADN suele estar físicamente separado del resto de la célula dentro del núcleo. Cuando se produce un daño, fragmentos de ADN pueden separarse del núcleo y formar estructuras llamadas micronúcleos.

   Los investigadores de la Unidad de Genética Humana del MRC en la Universidad de Edimburgo descubrieron que la molécula cGAS puede penetrar dentro estos micronúcleos y unirse al ADN, iniciando mecanismos que conducen a la inflamación.

   Como el daño del ADN suele ser uno de los primeros pasos en el desarrollo del cáncer, la detección de micronúcleos por cGAS podría ser un importante sistema de alarma temprana que permita al cuerpo humano detectar y eliminar células potencialmente cancerosas.

   El equipo ha explicado que sus hallazgos también podrían arrojar luz sobre cómo la inflamación ocurre en ciertos tipos de enfermedades autoinflamatorias, donde el sistema inmunológico ataca los propios tejidos del cuerpo.

   La doctora Karen Mackenzie, de la Unidad de Genética Humana del MRC de la Universidad de Edimburgo, explica: "Nuestros descubrimientos proporcionan un nuevo mecanismo posible sobre cómo el cuerpo se protege contra el cáncer, pero que en algunas circunstancias podría desencadenar una enfermedad inflamatoria".

   Por su parte, el doctor Martin Reijns, investigador principal de la Unidad de Genética Humana del MRC, ha señalado: "Esperamos que esta investigación inspire futuros estudios sobre el desarrollo de enfoques terapéuticos mejorados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter