Contador

Tu cuerpo no está diseñado para estar gordo: la importancia del peso

Gordo, delgado, espejo
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PRETTYVECTORS
Publicado 24/11/2017 7:00:09CET

   MADRID, 24 Nov. (EDIZIONES) -

   Los beneficios que aporta un estilo de vida saludable son innumerables y nunca es tarde para empezar a cuidarse. Nuestra forma de comer ha cambiado muchísimo en los últimos 50 o 60 años y se ha pasado de morir de hambre a morir por exceso de comida.

   "Tenemos cifras como el consumo de azúcar por habitante y año que ha pasado de cinco kilos a 70 kilos al año en 50 años, y además, el tipo de alimentos que consumimos ahora son en su mayoría productos envasados y procesados", alerta en una entrevista con Infosalus la doctora Paloma Gil, especialista en Endocrinología y Nutrición, autora del libro 'El fin de las Dietas' (Libros Cúpula).

   La experta afirma que se puede volver a aprender a comer bien dando importancia de nuevo al mantener una dieta equilibrada y viendo el peso como un síntoma de que no se está comiendo adecuadamente. "El exceso de peso debe entenderse como una enfermedad y no como un problema estético", avisa.

   En la actualidad, según defiende, el exceso de peso se considera una señal de que algo no está bien. "Si te sobra peso es porque le has dado a tu cuerpo más energía de la que necesitaba. No te compares con los demás: es posible que cerca de ti haya gente que coma más y pese menos, pero si te sobra peso es porque comes más de lo necesario. Cada vez hay más personas con exceso de peso u obesidad, aunque esto no quiere decir que sea algo natural ni recomendable para la salud", agrega Gil.

   En este sentido, resalta que el cuerpo está diseñado para una cierta cantidad de kilos. "Es verdad que cada persona es distinta y que algunos pueden tener más o menos masa muscular. Por eso cuando hablamos de peso saludable no hablamos de un peso fijo, sino de un intervalo de kilos", explica la especialista en Nutrición.

   A su juicio, en ese intervalo entran las constituciones más o menos robustas. "Por lo que no vale la excusa de que 'soy de constitución grande' o 'mis huesos pesan mucho'. Tu cuerpo está diseñado para un intervalo de peso y si pesas más, lo estás desgastando más deprisa", indica.

SE ENVEJECE ANTES DE TIEMPO

   La doctora Paloma Gil advierte así de que, al igual que un coche sobrecargado envejece antes y se estropea más, si se tiene sobrepeso, se envejecerá antes y se desgastará más la persona. "Es importante que tomes conciencia de este hecho y que te convenzas de que tu cuerpo no está diseñado para estar gordo", agrega.

   Es más, sostiene que el exceso de peso hace trabajar más al corazón, a los pulmones, al hígado y al páncreas, y además desgasta las articulaciones. "Tan importante como perder peso es mantenerlo. Por ello, es fundamental que para recuperar tu peso saludable cambies tu estilo de vida. Si piensas que la dieta es algo que empieza y acaba es muy probable que adelgaces y que vuelvas a recuperar el peso. Lo más importante es que aprendas a comer de forma equilibrada, saber cuáles son las cantidades adecuadas de comida para ti, y que nunca olvides el ejercicio para ayudarte a estar en forma y a aumentar el metabolismo basal (la energía que gasta el cuerpo para su funcionamiento)", advierte.

   Para empezar a perder peso, la experta aconseja olvidarse de las dietas y simplemente empezar a comer de una forma más sana, apartando del día a día aquellos alimentos que más engordan. "Se parte de la base de que cualquier dieta equilibrada tiene que tener mayoritariamente productos no elaborados, fundamentalmente verdura, fruta, legumbres y productos frescos, además de carne, pescado, huevo, y cereales integrales", detalla Gil.

   Según alerta, el aislamiento que conlleva la obesidad favorece además la proliferación de enfermedades. "Hay que dejar de banalizar el peso y tratarlo seriamente", apostilla.

   En todo este proceso, la endocrinóloga destaca que el ejercicio es "fundamental" a la hora de perder peso. "La OMS define sedentarismo como 'no hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día o tres horas por semana. Puede ser tan nocivo para la salud como el fumar. La persona a la que le sobra peso, si sólo pretende bajar peso con dieta fracasará a la larga. Hay que moverse más y hacer ejercicio", subraya.

   De hecho, defiende que el ejercicio aumenta el rendimiento cerebral, la autoestima y ayuda a quemar calorías. "Todas las enfermedades relacionadas con el peso mejoran con el ejercicio físico aunque no se baje de peso. Sólo por el hecho de hacer ejercicio tu salud mejora", sentencia la doctora Paloma Gil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter