El cuello soporta 25 kilos cuando miras el móvil

Adolescentes con móvil
PIXABAY/CC - Archivo
Publicado 20/03/2018 13:23:34CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La musculatura cervical soporta el equivalente a 25 kilogramos cuando se usan los dispositivos móviles, dado que en estos momentos la cabeza se encuentra en una flexión de 45 grados, según ha informado el miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef), Ricardo Llavona.

Y es que, el uso de dispositivos móviles sin las medidas apropiadas está generando un aumento progresivo de un tipo de síndrome cervical denominado síndrome del cuello roto, que cursa con dolor muchas veces asociado a cefaleas, mareos inespecíficos e incluso dolores inespecíficos sin localización concreta en la zona superior del cuerpo humano.

Además, las últimas cifras de España, aportadas por Ditrentia, Digital Marketing Trends, destacan en su informe 'Mobile en España y en el Mundo', que España lidera el ranking mundial de dispositivos móviles tipo 'smartphone' con una penetración del 88 por ciento frente a la media mundial del 66 por ciento. El uso medio se sitúa en 2 horas 34 minutos en línea con el consumo mundial.

En este sentido, el portavoz de Sermef ha destacado que "el tremendo cambio de hábitos personales y sociales", especialmente en la última década, y dentro de la progresiva digitalización global, trae consigo "innumerables beneficios" pero, también, consecuencias para el cuerpo.

"Hablamos de la aparición del síndrome de cuello roto, que se trata de un dolor cervical provocado por adoptar una mala postura cuando se utilizan tabletas y teléfonos móviles. El problema está surgiendo porque las personas inclinan la cabeza hacia abajo cuando consultan el móvil o emplean la tableta. Este pequeño gesto hace que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho al tener que soportar más peso", ha argumentado Llavona.

Por ello, ha aconsejado mantener la espalda recta y tener la pantalla debe quedar a la altura de los ojos con el fin de impedir inclinar la cabeza hacia abajo. "Sin el correcto uso y la rigurosidad en las normas ergonómicas básicas. Esta situación puede acarrear problemas", ha zanjado el experto.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.