¿Cuál es tu grado de dependencia del tabaco? Sal de dudas con este test

Tabaco, tabaquismo, pareja, fumando, fumar
GETTY IMAGES / ANNA BRYUKHANOVA
Publicado 02/09/2018 7:59:33CET

   MADRID, 2 Sep. (EDIZIONES) -

   En España mueren al día más de 160 personas como consecuencia del tabaco, según advierte el Ministerio de Sanidad. Además, se estima un mínimo de 1.228 muertes atribuibles a la exposición al humo ambiental de tabaco en no fumadores, aumentando el riesgo de padecer enfermedades crónicas como cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias.

   "El tabaquismo en nuestro país es, en la actualidad, la primera causa aislada de enfermedad evitable, invalidez y muerte prematura. La mitad de las personas que mueren debido al tabaquismo han perdido una media de 20 años de vida. Y muchas más personas y familiares ven seriamente disminuida la calidad de los años vividos", advierte.

   Así, avisa de que en muchas ocasiones se fuma de forma automática y el consumo está asociado a situaciones y actos cotidianos. "Intente, desde ahora y hasta la fecha en que se ha propuesto dejarlo, ser consciente del acto de fumar y encienda el cigarrillo cuando realmente le apetezca y crea que va a disfrutar con él", precisa.

   El cardiólogo francés, Fabien Guez, alerta en 'Cómo no tener un ataque al corazón' (Urano) de que el 80% de las víctimas de infarto de miocardio menores de 45 son fumadoras; de que la combinación tabaco-píldora multiplica por 20 el riesgo de infarto; y de que dejar de fumar disminuye un 50% el riesgo de infarto desde el primer año, entre otros puntos nocivos del tabaquismo, donde también se encontraría el cáncer.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA DEPENDENCIA?

   Para convencer a la población de la necesidad de que hay que dejar de fumar, Guez recuerda que la principal causa de dependencia es que la nicotina llega rápidamente al cerebro y estimula unos receptores particulares, que originan la secreción de hormonas, en particular de la dopamina, que interviene en el placer y también en el apetito.

   "La dopamina, también llamada 'hormona recompensa', se encuentra en el origen de la dependencia. La nicotina tiene una vida muy corta, es decir, se destruye enseguida. De repente, el fumador debe volver a fumar para mantener un buen nivel de nicotina en sangre. La dependencia psicológica responde a factores individuales complejos ya que el fumador busca en el tabaco los efectos psicoactivos de la nicotina, bien para calmar la angustia, bien para estimular sus facultades intelectuales, o para experimentar simplemente el placer", explica el médico francés.

   Así, pregunta al fumador si es un fumador emocional, que reacciona así ante un acontecimiento positivo o negativo; o bien es un fumador empedernido, que enciende un cigarrillo detrás de otro; o en cambio es un fumador social, que sólo fuma en compañía y nunca lo hace solo; o más bien un fumador hedonista, que asocia cada cigarrillo con placer. "De tu forma de fumar dependerá el método que necesitas para dejarlo", avisa.

   Por ello, plantea la realización del Test de Fagerström, un método para determinar hasta qué punto eres esclavo de tus cigarrillos, el cuál, con un pequeño cuestionario y un resultado, "te dirá si tu deshabituación va a ser más o menos laboriosa", señala.

   1.- ¿Cuánto tiempo pasa entre que te levantas y fumas tu primer cigarrillo?

   a) Menos de 5 minutos (3 puntos)

   b) De 6 a 30 minutos (2 puntos)

   c) De 31 a 60 minutos (1 punto)

   d) Más de 60 minutos (0 puntos)

   2.- ¿Te resulta difícil no fumar en los lugares donde está prohibido?

   a) Sí (1 punto)

   b) No (0 puntos)

   3.- ¿Qué cigarrillo consideras imprescindible?

   a) El primero (1 punto)

   b) Cualquier otro (0 puntos)

   4.- ¿Cuántos cigarrillos fumas al día?

   a) 10 cigarrillos o menos (0 puntos)

   b) Entre 11 y 20 (1 punto)

   c) Entre 21 y 30 (2 puntos)

   d) 31 o más ( 3 puntos)

   5.- ¿Fumas más al comienzo de la jornada?

   a) Sí (1 punto)

   b) No (0 puntos)

   6.- ¿Fumas aunque estés enfermo y tengas que guardar cama todo el día?

   a) Sí (1 punto)

   b) No (0 puntos)

   RESULTADOS:

.- De 0 a 2: No hay dependencia

   Puedes dejar de fumar sin recurrir a sustitutos de la nicotina. Debes estar atento y librarte rápidamente de esos primeros hábitos de fumar en cuanto te entran las ganas al beber por ejemplo un vaso de agua, comer una manzana, o hacer deporte, por ejemplo.

   .- De 3 o 4: Dependencia leve

   Puedes dejar de fumar sin recurrir a sustitutos de la nicotina, pero necesitas supervisión y se aconsejan los sustitutos si no consigues dejar el tabaco sin ayuda.

   .- De 5 o 6 : Dependencia media

   Se recomienda la utilización de los sustitutos nicotínicos

   .- De 7 o 10: Dependencia alta o muy alta

   Nada te impide, sea cual sea tu grado de dependencia, dejar de fumar de repente, sin pasar por sustitutos o medicamentos, ¡porque no está prohibido y suele funcionar mejor de lo que crees!

Contador