La contaminación acústica incrementa el riesgo de fibrilación auricular

Recurso de tráfico (atasco)
REPARATUCOCHE.COM
Publicado 04/05/2018 12:51:51CET

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   La contaminación acústica incrementa el riesgo de fibrilación auricular, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por científicos del departamento de Cardiología del Centro Médico de la Universidad de Mainz (Alemania), publicado en 'Journal of Cardiology'.

   En concreto, los investigadores observaron que el riesgo de fibrilación auricular se incrementaba un 23 por ciento mayor en las personas que vivían en ambientes con excesivo ruido, en comparación con el 15 por ciento de las que estaban en zonas más tranquilas.

   Y es que, el ruido suele causar ira, alteración del sueño, cansancio y estrés, lo que perjudica la salud y la caludad de vida. "Ya hemos sido capaces de demostrar la conexión entre el ruido y la enfermedad vascular en varios estudios con voluntarios sanos y pacientes con enfermedad arterial coronaria establecida, así como en estudios preclínicos. Sin embargo, hasta la fecha, no se ha publicado un estudio explícito que aborde en qué medida la molestia por ruido puede causar arritmia cardiaca", ha dicho el autor principal del estudio, Thomas Münzel.

   En concreto, en el nuevo trabajo, los científicos analizaron a más de 15.000 hombres y mujeres de entre 35 y 74 años de la capital del Estado de Renania-Palatinado y el distrito de Mainz-Bingen, estudiando la relación entre las diferentes fuentes de ruido durante el día y la noche durante el sueño y los casos de fibrilación auricular.

   De esta forma, los investigadores alemanes observaron que a mayor ruido mayor frecuencia de fibrilación auricular, especialmente en las personas que son más sensibles a los ruidos.

   Por otra parte, se pidió a los participantes que calificaran cuánto le había molestado en los últimos años los ruidos de la carretera, ferrocarril, obras, comercios, vecindario y aviones, tanto de día como de noche, comprobando que el ruido de los aviones representaba la mayor parte de la contaminación acústica extrema: 84 por ciento durante el día y 69 por ciento durante el sueño.