Lo integran hasta 600 músculos

¿Conoces tus músculos?

Ftness training, músculo
GETTY//OLEG USMANOV
Actualizado 22/12/2015 18:07:10 CET

   MADRID, 22 Dic. (INFOSALUS) -

 En el cuerpo humano hay en torno a 500 a 600 músculos constantes que suponen alrededor del 40% del peso corporal, además, hay músculos inconstantes a los que se denomina accesorios.

   Según explica a Infosalus José Carretero, presidente de la Sociedad Anatómica Española de Anatomía y catedrático de Embriología y Anatomía Humana en la Universidad de Salamanca, según se considere, determinados músculos pueden ser considerados como uno solo o bien como dos, tres o hasta cuatro músculos independientes (por ejemplo, el cuádriceps femoral se puede considerar un único músculo o bien como recto anterior, vasto medial, vasto lateral y femoral anterior).

   "Hay músculos enderezadores en la espalda como el músculo transverso espinoso que si se le considera como un músculo segmentario pasaría de ser un único músculo a ser 22", señala el médico.

   Los músculos pueden clasificarse según el tipo de fibra muscular en liso, esquelético o estriado y mixto como el cardiaco (miocardio) o el oído; según los vientres musculares en mogastrico (un vientre) y poligástrico (más de un vientre) sucesivos o yuxtapuestos; según sus cabezas en digástrico, bíceps, tríceps o cuádriceps; o según su forma y la orientación de las fibras musculares en longilíneo, plano, corto o anular (esfintéreos)

   "A veces se definen por su forma geométrica como piramidal, cuadrado, redondo, trapecio, etc. y en general su nombre lo reciben de su forma (serrato), su tamaño (serrato menor), su posición (serrato menor posterior y superior), de su acción (flexor largo propio del pulgar) o de sus inserciones (córaco-braquial)", explica el profesor.

Las fibras musculares son alargadas, con un citoplasma delgado pero grande y un núcleo ovalado o redondeado dispuesto marginalmente. Si es musculatura estriada tienen aspecto estriado por una organización específica de las proteínas que contiene, si es musculatura lisa (propia de las vísceras) no presentan esas estrías.

¿CUÁL ES LA CONSTITUCIÓN DE NUESTROS MÚSCULOS?

   Todos los músculos esqueléticos se estructuran y funcionan igual. Presentan dos extremos elásticos y resistentes que no se contraen a través de los que se implantan en los huesos que deben movilizar. Entre ellos se encuentra el vientre carnoso que es la porción contráctil.

   El vientre muscular está formado por fibras musculares que constituyen las unidades morfológicas y mecánico-funcionales del músculo. Cada fibra muscular está formada por miofibrillas paralelas y de aspecto estriado transversalmente cuando se observan al microscopio que están envueltas en una membrana de tejido conjuntivo. Las fibras musculares se agrupan en fascículos que se agrupan en un vientre muscular rodeado por tejido conjuntivo y fibroso.

   Las miofribillas tienen capacidad de contraerse porque contienen unas proteínas, principalmente actina y miosina, que se deslizan una sobre otra, lo que conduce al acortamiento de la miofibrilla y con ello de las fibras musculares y por ende del vientre muscular.

   Esta contracción se mantiene en unos niveles basales, lo que se conoce como tono muscular, gracias a que hay una fibras musculares que no participan en la contracción activa del músculo sino en estimular unos receptores nerviosos que hay dentro del músculo.

MÚSCULOS VOLUNTARIOS E INVOLUNTARIOS

   La información que se origina en los receptores intramusculares, junto a la de los receptores que hay en los tendones informa al sistema nervioso central del estado del músculo y de la posición espacial de cada parte del cuerpo. El tono muscular se mantiene de forma refleja e involuntaria, mientras que la contracción activa del músculo es un acto voluntario.

   El músculo cardiaco y los músculos que actúan sobre los huesecillos del oído en la caja del tímpano son estriados, pero su mecanismo de acción es involuntario. Para que un músculo se contraiga una orden que parte de la corteza cerebral y es modulada por los ganglios basales y el cerebelo (principalmente) llega a la médula espinal o al tronco del encéfalo (asiento de las motoneuronas) y desde ahí a través de los nervios periféricos llegará hasta el músculo, donde se sitúa la placa motora que actúa sobre varias fibras musculares.

   Si la acción a desarrollar por el músculo es de gran precisión, como por ejemplo escribir, una placa motora actúa sobre pocas fibras musculares por lo que aunque el músculo sea pequeño se precisan muchas placas motoras, cuando el músculo sea de potencia y poca precisión una placa motora puede inervar a muchas fibras musculares. Por lo tanto la variación puede oscilar entre 20 y 3.000 fibras musculares por placa motora.

¿QUÉ MÚSCULOS SON LOS MÁS IMPORTANTES PARA EL SER HUMANO?

   "Todos los músculos son igual de importantes, más o menos precisos, más o menos potentes, más o menos grandes, pero igual de importantes. Aquellos que nos definen como especie y más nos diferencian de los de otras especies animales son los que mantienen la bóveda plantar y permiten la bipedestación, los que oponen el dedo pulgar y permiten la manipulación y los que movilizan los músculos de la laringe y nos permiten hablar. Estas son tres características únicas de la especie humana en sus acciones", señala el profesor.

Biomecánicamente, los músculos son el componente motor que mueve palancas. Las palancas son los huesos. Para ello un músculo saltará siempre al menos una articulación.

   Todo músculo tiene un músculo antagonista que deshace el movimiento realizado por él. Un flexor tendrá un extensor, un rotador interno tendrá uno externo, un aductor (aproximador) tendrá un abductor (separador), etc.

   Dependiendo de la potencia muscular (que a su vez depende del número y longitud de las fibras musculares) frente a sus antagonistas, de su origen e inserción o lo que es lo mismo de la dirección y posición en el espacio que tenga, los músculos movilizan los huesos en las articulaciones que son las auténticas directoras del movimiento.

   Trabajo en grupo: mantener la postura o realizar un gesto

   "Los músculos siempre actúan en grupo, pero de diferente manera. Para la postura y forma se agrupan formando cadenas musculares y para ejecutar movimientos concretos se agrupan formando sistemas neuromusculares. La acción de una cadena muscular o de un sistema neuromuscular acaba siendo el resultado de la suma de las acciones de cada uno de sus músculos", señala el profesor.

   En el caso de la postura y forma intervienen músculos que espacialmente se disponen uno a continuación del otro y actúan sobre muchas articulaciones; en el segundo caso los músculos suelen estar superpuestos en diferentes planos en una zona concreta del organismo y actúan generalmente sobre una articulación o un conjunto de articulaciones que deben modificar su posición para obtener una posición final (como en la flexión de las falanges de los dedos, de éstas sobre el metacarpo, del metacarpo y carpo sobre el antebrazo; consideradas en conjunto o por separado).

   Un gesto corporal y las acciones motoras que le siguen para desarrollar una acción exigen de la actuación de un conjunto de músculos. A la hora de escribir es necesario que el dedo pulgar se flexione y oponga a los demás dedos para hacer una pinza (capaz de sujetar el bolígrafo), además la mano debe flexionarse sobre el antebrazo en la articulación de la muñeca, dicho antebrazo debe estar en pronación (palma de la mano hacia abajo).

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter