¿Cómo combatir la astenia primaveral?

Afecciones respiratorias en primavera, asma, alergia, rinitis
GETTY/OTMAR WINTERLEITNER - Archivo
Publicado 19/03/2018 11:19:21CET

Así, una de cada cuatro personas sufre cansancio y falta de energía, según datos de la SEDCA

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) ha recomendado mantener "una buena hidratación", tomando dos litros de agua como mínimo para combatir algunos síntomas de la astenia primaveral, como el cansancio y la falta de energía, presentes en el 40 por ciento de los españoles.

En concreto, la astenia primaveral "puede cursar con decaimiento físico e intelectual y acompañarse de irritabilidad, insomnio, apatía, inapetencia, dificultad para disfrutar de las cosas habituales de la vida", ha señalado el doctor Miguel Martín Almendros, médico de familia especialista en fitoterapia.

Aparte de mantener una buena hidratación, desde la sociedad han recomendado tener unos horarios marcados para las comidas, así como para acostarse y levantarse o hacer deporte, así como incluir cinco comidas al día con alimentos vegetales, legumbres, frutos secos, cereales integrales y semillas, prevenir los síntomas y adaptarse a las nuevas condiciones medioambientales.

A esto se le añade descansar el tiempo necesario "para cada uno, en un entorno con una adecuada temperatura e irse a la cama tres horas después de cenar para hacer bien la digestión"; "poner en práctica actividades placenteras", y tomar preparados farmacéuticos de jalea real, ya que "tiene un gran aporte nutricional gracias a que es rica en vitaminas del grupo B, y una gran cantidad de minerales, como manganeso, potasio o hierro", ha declarado Andrea Calderón, nutricionista de la SEDCA.

En su conjunto, todo ello puede ayudar "a llegar a las cantidades recomendadas de micronutrientes, a evitar alguna deficiencia nutricional, a conseguir una mayor vitalidad y energía, con la consecuente mayor sensación de bienestar en nuestro organismo, y así poder combatir la astenia", ha manifestado.

Se trata del alimento "que toman las abejas reina, posee numerosos nutrientes, vitaminas, aminoácidos y minerales. Todo esto aporta vitalidad, disminuye la sensación de fatiga, aumenta la resistencia física y mental y estimula nuestras defensas", según el doctor Miguel Martín Almendros.

Según datos de la SEDCA, el 6,4 por ciento de la población toma preparados farmacéuticos de esta sustancia para tener "más energía y menos cansancio"; el doctor ha recomendado adquirir la jalea real "en farmacias pues es donde se puede obtener en forma de preparados estandarizados con garantías de calidad, seguridad y eficacia".

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

La razón por la que comienza este trastorno es que en el organismo hay "un reloj biológico que viene marcado por el eje hipófisis-hipotalamo que se encarga, entre otros aspectos, de regular el sueño, el apetito o la temperatura corporal y segrega hormonas, serotonina o betaendorfinas", ha explicado el doctor.

Por lo que, ante el cambio de estación, el aumento de horas de luz y de temperaturas, "este reloj biológico se desestabiliza y necesita un tiempo para readaptarse a las nuevas circunstancias, por eso decimos que la astenia primaveral es un trastorno adaptativo, pasajero y limitado a unas dos o tres semanas"; así, los datos de la entidad señalan que cuatro de cada 10 españoles notan "más cansancio como consecuencia del mayor número de horas de luz y más de la mitad se levanta más cansado al alargarse los días".

La astenia primaveral viene acompañada de una pérdida de apetito; los datos de la SEDCA confirman que cuatro de cada diez personas cambian su alimentación con respecto al invierno.

"Se tiende a comer menos, por lo que debemos prestar atención a este aspecto ya que una deficiencia calórica puede suponer un déficit de micronutrientes y que no lleguemos a las ingestas recomendadas de vitaminas o minerales", comenta Calderón.

Por otro lado, añade que "no deberían tomarse alimentos procesados de mala calidad que, al ser ricos en azúcares y harinas refinadas, pueden conducir a unas digestiones más pesadas o mayor somnolencia, lo que empeoraría los síntomas de la astenia".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.