Los ciudadanos con problemas pulmonares deben extremar sus precauciones frente al calor, advierten los expertos

Actualizado 04/08/2008 15:30:32 CET

Es "esencial" también que se cuiden de las altas temperaturas los españoles y turistas de piel clara, los niños y las personas mayores

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos con problemas pulmonares, como EPOC o asma, deben extremar las precauciones para protegerse de las altas temperaturas este verano y sobre todo en las ciudades, donde el sofocante calor y la contaminación pueden agravar su situación, según advierte el doctor Juan Ramón García Cepeda, especialista en Salud Pública de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

En declaraciones a Europa Press, el doctor dijo que es "esencial" que también las personas menos acostumbradas al calor por su procedencia o color de piel, como muchos de los turistas que visitan España en esta época, tomen medidas contra los efectos del calor.

Pide también "hacer hincapié en la protección de los niños, en los que se está formando el sistema termorregulador, y en la de los mayores, en quienes este sistema falla a causa del envejecimiento", y que las personas que trabajan al aire libre no trabajen en las horas del día de máximo calor, "sino por la mañana o cuando cae la tarde".

Según el doctor, las "precauciones básicas" para evitar cuadros de deshidratación, quemaduras o golpes de calor pasan por beber "al menos dos litros de agua diarios, pero no seguidos, sino poco a poco durante toda la jornada"; no tomar bebidas demasiado frías para evitar "choques de temperatura" y utilizar siempre protector solar.

Asimismo, para cuando los termómetros comienzan a superar los 30 grados, lo mejor es no dormir la siesta al aire libre ni dejar a los niños encerrados en el coche "ni en sol ni en sombra, ya que el sol va girando y les dará tarde o temprano", recordó el experto.

"Hay que tener cuidado con la deshidratación, porque puede causar un leve malestar con mareos, pero también bajadas de tensión que pueden llegar a convertirse en pérdidas de conocimiento y hasta en golpes de calor que acaben en Urgencias o incluso con la vida del paciente", aseveró.

'COMBATIR EL CALOR ESTÁ EN TUS MANOS'

El Ministerio de Sanidad y Consumo lanzó a finales del pasado junio la campaña informativa 'Combatir el calor está en tus manos', que permanecerá activo hasta el próximo 30 de septiembre y que se enmarca en el Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud 2008.

Su objetivo es prevenir y reducir los efectos negativos del calor excesivo sobre la salud, sobre todo entre los colectivos más vulnerables, como son los niños, ancianos, enfermos crónicos y personas socialmente más desfavorecidas y trabajadores al aire libre.

El Plan se sustenta en el conocimiento anticipado de las predicciones que genera cada día la Agencia Estatal de Meteorología. La experiencia ha permitido un ajuste más afinado de las temperaturas umbral y que las predicciones se hagan con cinco días de antelación.

Dependiendo de las temperaturas umbrales de cada provincia, se activarán los diferentes niveles de alerta. Cada uno de estos niveles se activa en función del número de días que, dentro de los siguientes cinco días, se prevea que puedan superarse las temperaturas umbrales (tanto mínimas como máximas) en cada provincia y conllevan un conjunto de actuaciones, tanto preventivas como asistenciales.

Se habla de nivel 0 (verde) o ausencia de riesgo cuando en los siguientes cinco días no se prevé que se superen esas temperaturas y de nivel 1 (amarillo) o bajo riesgo, cuando implica que se esperan de 1 a 2 días con temperaturas que superan los umbrales.

INFORMACIÓN DIARIA DE TEMPERATURAS Y RIESGOS

El nivel 2 (naranja), de riesgo medio, se alcanza cuando se esperan de 3 a 4 días con temperaturas que superan las umbrales y el 3 (rojo), de alto riesgo, cuando se espera que se superen las temperaturas umbrales en cada uno de los cinco días siguientes.

Los criterios han sido establecidos por Sanidad en base a estudios específicos promovidos por el Departamento, a las observaciones formuladas por las comunidades autónomas y a las informaciones técnico-científicas de la Agencia Estatal de Meteorología.

Al igual que en años anteriores, en la campaña de 2008 una de las acciones prioritarias de Sanidad es alertar con la suficiente antelación a las comunidades autónomas de posibles situaciones de riesgo, por lo que el ministerio facilita diariamente a las regiones los niveles de riesgo y las predicciones de las temperaturas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter