EN COMPARACIÓN CON TRATAMIENTOS CONSERVADORES

La cirugía parece no aportar beneficios adicionales para tratar fracturas vertebrales

Actualizado 15/07/2013 13:57:06 CET

NUEVA YORK, 15 Jul. (Reuters/EP) -

Someterse a una operación quirúrgica posterior para fijar las fracturas causadas por la compresión de la columna vertebral no aporta más beneficios que un tratamiento más conservador, según los resultados de un estudio publicado en el último número de la revista 'JAMA Internal Medicine'.

El estudio ha sido liderado por el investigador Brendan McCullough, de la Universidad de Washington en Seattle (EE.UU), y concluyó que quienes pasan por el quirófano por estas fracturas, que también se conocen como aplastamiento vertebral, tienen el mismo riesgo de muerte o de complicaciones graves que los que no son operados.

"No puedo decir que no cause ningún efecto en los pacientes que confían en este procedimiento, pero los resultados objetivos no muestran que sea más eficaz", reconoce este experto.

Para el estudio, se utilizaron datos de las personas con Medicare, el seguro de salud de Estados Unidos para personas mayores y discapacitados, de entre 2002 y 2006, periodo en que se identificaron 10.541 personas que se sometieron a cirugía y unas 115.851 que recibieron tratamientos más conservadores, como el uso de fármacos para el dolor o el uso de fajas.

La edad media de los participantes en el estudio fue 80 años, y en la mayoría de casos eran mujeres y de raza blanca.

Al analizar los datos, los investigadores encontraron que los pacientes operados tenían menos complicaciones --tales como paro cardíaco, neumonía y derrame cerebral-- durante los 30 días posteriores a la detección de la fractura, en comparación con quienes utilizaron tratamientos más conservadores.

Pero esa diferencia desapareció un año después, cuando alrededor del 29 por ciento de las personas en ambos grupos tuvo mayores complicaciones.

De igual modo, las personas operadas parecían tener un riesgo menor de muerte durante el primer año, algo que podía estar justificado en que las personas que se habían sometido a esta intervención parecían partir de una mejor salud que quienes se sometieron a tratamientos más conservadores.

Sin embargo, un año después también se equiparaba su situación a la del resto de pacientes, ya que presentaban más riesgo de reingresos en cuidados intensivos o de acabar en residencias de ancianos.

En un editorial que acompaña al estudio, el profesor Douglas Bauer, de la Universidad de California en San Francisco, reconoce que el estudio es "convincente" y considera que "hasta que no se dispongan de más pruebas no deben ser ofrecidos de forma rutinaria a estos pacientes con fractura vertebral para aliviar su dolor".

Por contra, el jefe de Servicio Ortopédico de Columna del Massachusetts General Hospital de Boston, Kirkham Wood, afirma que el estudio tiene limitaciones ya que no distingue entre los dos tipos de cirugía que hay actualmente (cifoplastia con balón y vertebroplastia).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter