China

Los seropositivos en China se enfrentan al estigma y la discriminación por parte de casi todos los sectores

Actualizado 27/11/2009 12:33:22 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Casi una cuarta parte del personal sanitario y más de un tercio de responsables gubernamentales y profesores desarrollan actitudes más negativas y discriminatorias hacia la gente que tiene sida después de conocer su estado, según una encuesta publicada este viernes por el programa conjunto de la ONU sobre el sida (ONUSIDA) en Pekín, que añade que los profesionales sanitarios chinos han revelado la enfermedad de casi una sexta parte de seropositivos sin su permiso.

El informe se basa en una encuesta a más de 2.000 personas sobre sus experiencias sobre la vida con sida, recoge el diario chino 'Global Times', que señala que es la primera encuesta de este tipo realizada en China.

"Estos resultados realmente subrayan la importancia de asegurar que los profesionales de la salud reciben una formación apropiada para reducir el estigma y la discriminación e incrementan su capacidad para dar los servicios adecuados a la gente que vive con sida", afirmó el director ejecutivo de ONUSIDA, Michael Sidibé.

Por su parte, el viceministro chino de Sanidad, Huang Jiefu, señaló que "el Gobierno chino está comprometido a seguir trabajando junto con la comunidad internacional, incluido ONUSIDA, y para hacer más con el objetivo de eliminar la discriminación, que es lo que de verdad ayuda a detener el sida en todo el mundo y para asegurar la humanidad".

"Esta recogida de datos ha demostrado con claridad que la gente que vive con sida necesita formar parte de la respuesta a esta enfermedad. Mediante el trabajo conjunto podemos marcar una gran diferencia", añadió la activista Yu Xuan, seropositiva que lucha para detener el estigma y la discriminación. "La gente seropositiva no debería verse obligada a vivir en la sombra", afirmó.

La investigación también muestra que el 40 por ciento de los enfermos de sida han denunciado algún tipo de discriminación, y más de dos tercios de los encuestados han asegurado que sus familias también han sido discriminadas como resultado de su enfermedad. Más del doce por ciento han sido rechazados del tratamiento médico en al menos una ocasión desde que fueron diagnosticados.

La publicación del documento forma parte de una campaña lanzada por ONUSIDA, el Ministerio chino de Sanidad y varias organizaciones que intentan disminuir el estigma y la discriminación.

El Ministerio de Sanidad de China estima que, a finales de 2009, habrá al menos 740.000 seropositivos en China. De acuerdo con las últimas cifras, 48.000 contrajeron la enfermedad este año. Más del 70 por ciento son consecuencia de relaciones heterosexuales y homosexuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter