Contador

¿Cómo el cerebro decide qué noticias son virales?

Cerebro, imágenes
GETTY//CARLACASTAGNO
Publicado 06/03/2017 8:28:36CET

   MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La actividad en determinadas regiones del cerebro se combina inconscientemente en nuestros pensamientos para determinar qué es lo que queremos leer y compartir, de modo que las exploraciones cerebrales de un pequecerebroño grupo de personas pueden predecir la viralidad a gran escala.

   De esta forma, se puede responder a una pregunta que desconcierta a muchas personas: ¿por qué un artículo se extiende como un incendio forestal a través de las redes sociales y otro --aparentemente similar--, no? ¿Cómo el cerebro decide qué es lo suficientemente valioso como para leer y compartir?

   Los estudiantes de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, Christin Scholz y Elisa Baek, han realizado dos trabajos de investigación que documentan la actividad específica del cerebro que nos lleva a leer o compartir artículos de salud, en este caso del 'New York Times'. Al observar este patrón específico de actividad cerebral en 80 personas, también predijeron la viralidad de esas noticias entre los lectores reales del 'New York Times' en todo el mundo.

   Fundamentalmente, explica Emily Falk, coautora principal de ambos documentos y directora del Laboratorio de Neurociencia de Comunicación de Penn, regiones específicas del cerebro determinan lo valioso que sería compartir la información y ése valor se traduce en su probabilidad de ser viral.

   "La gente está interesada en leer o compartir contenido que se conecta con sus propias experiencias, o con su sentido de quiénes son o quiénes quieren ser -describe--. Comparten cosas que pueden mejorar sus relaciones, hacer que parezcan inteligentes o empáticos o que ven algo desde una perspectiva positiva".

   Mediante el uso de imágenes por resonancia magnética funcional (fMR, por sus siglas en inglés), los científicos pudieron medir la actividad cerebral de las personas en tiempo real, a medida que veían los titulares y los resúmenes de 80 artículos de salud del 'New York Times' y calificaron la probabilidad de que fueron a leerlos y compartirlos. Se eligieron las noticias por tratar temas similares --nutrición, fitness, vida saludable-- y número de palabras.

   Los investigadores se centraron en las regiones del cerebro asociadas con el pensamiento auto-referencial, con la mentalización --imaginar lo que otros podrían pensar-- y con el valor total. Aunque podría ser intuitivo esperar que la gente pensara acerca de sí mismos al decidir qué leer personalmente y acerca de los demás al decidir qué compartir, los autores encontraron algo más: si estaban eligiendo leer para sí mismos o decidir qué recomendar a otros, los datos neurales sugieren que las personas piensan en ambos, acerca de sí mismos y de los demás.

   De hecho, los investigadores informan en el próximo número de la revista 'Psychological Science', que pensar en qué compartir produjo los niveles más altos de actividad en ambos de esos sistemas neuronales. "Cuando piensas en lo que debes leer y en lo que debes compartir, ambos son inherentemente sociales, y cuando piensas socialmente, a menudo piensas en ti mismo y en tus relaciones con los demás -explica Baek--. Tu autoconcepto y comprensión del mundo social están entrelazados".

CÓMO EMPLEAR LAS SEÑALES VIRALES PARA PREDECIR LA VIRALIDAD

   Un segundo estudio, que se publicará la próxima semana en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', muestra cómo se pueden utilizar estas señales cerebrales para predecir la viralidad de los mismos artículos de noticias en todo el mundo.

   Cuando las historias se vuelven virales a través de 4.000 millones de mensajes de Facebook, 500 millones de tweets y 200.000 millones de correos electrónicos compartidos a diario, pueden tener un impacto real en nuestra salud, la política y la sociedad. Pero no todos los artículos se comparten por igual.

   Al mirar la actividad cerebral que los 80 individuos de prueba que compartían los mismos artículos de salud del 'New York Times', los investigadores predijeron la viralidad de una noticia entre los actuales lectores del 'New York Times', que compartieron ese conjunto de informaciones un total de 117.611 veces.

   Los autores encontraron que la actividad en las regiones auto-referencial y mentalizantes del cerebro se combinan inconscientemente en nuestras mentes para producir una señal total sobre el valor de un artículo, la cual precide si queremos o no compartir esa información.

   A pesar de que el grupo de sujetos de prueba --de 18 a 24 años de edad, muchos de ellos estudiantes universitarios, que viven alrededor de Filadelfia, en Estados Unidos-- representaban diferentes datos demográficos que el total de lectores del 'New York Times', la actividad cerebral en regiones clave del cerebro que trazan el valor con precisión se amplía con la popularidad global de las noticias.

   "Si podemos usar un pequeño número de cerebros para predecir lo que está haciendo un gran número de personas que leen el 'New York Times', significa que están sucediendo cosas similares entre personas", dice Scholz. "El hecho de que los artículos toquen el mismo acorde en diferentes cerebros sugiere que motivaciones similares y normas parecidas pueden estar impulsando estos comportamientos. Cosas similares tienen valor en nuestra sociedad en general", añade.

   Scholz reconoce que varía entre personas cómo pensamos exactamente acerca de nosotros mismos y de los demás. Por ejemplo, una persona puede pensar que una noticia hará que sus amigos se rían, mientras que otro puede considerar que compartirla ayudará a un amigo a resolver un problema en particular. Pero la actividad neuronal en las regiones asociadas con el yo y con las consideraciones sociales sirve como un tipo de denominador común para varios tipos de pensamiento social y auto-referencial.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter