Investigación

El cerebro de los adolescentes se adapta al aprendizaje

Adolescentes
GETTY
Publicado 06/10/2016 7:18:42CET

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los adolescentes son a menudo retratados como buscando la satisfacción inmediata, pero un nuevo trabajo sugiere que su sensibilidad a la recompensa podría ser parte de una adaptación evolutiva para aprender de su entorno.

    En un artículo publicado este miércoles en 'Neuron', los adolescentes realizaron mejor que los adultos un juego basado en imágenes que requería aprender a partir de las señales de refuerzo positivo y negativo. El hipocampo y el cuerpo estriado se asociaron con este circuito de aprendizaje en el cerebro adolescente.

   "El cerebro de los adolescentes se adapta, no está roto", dice la primera autora del trabajo, Julieta Davidow, que tiene un post-doctorado en Psicología de la Universidad de Harvard, Estados Unidos. "Los desequilibrios en el cerebro de un adolescente en maduración que hacen que sea más sensible a la recompensa tienen un propósito: permiten a los adolescentes ser mejores en el aprendizaje de sus experiencias", añade.

   Davidow y sus colegas, entre ellos la autora principal Daphna Shohamy, en el Instituto Zuckerman de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, y Adriana Galván, de la Universidad de California, Los Ángeles, Estados Unidos, se dispusieron a probar si la sensibilidad de los adolescentes a la recompensa también podría hacerles mejor en el aprendizaje de buenos o malos resultados.

    Los investigadores reclutaron a 41 adolescentes (de edades entre 13 y 17 años) y 31 adultos (de 20 a 30 años de edad) para jugar a un juego de aprendizaje basado en la imagen. Un subconjunto de los adultos y adolescentes jugó al juego mientras se les exploraba a través de resonancia magnética funcional.

   Se presentó a los sujetos una imagen de una mariposa y luego un par de imágenes de la flor y se les pidió que adivinaran en qué flor aterrizaría la mariposa. A través de ensayo y error, los participantes pudieron discernir el patrón por el cual las mariposas iban a qué flores. Si los participantes seleccionaban la flor correcta, la palabra "correcto" destelleaba en su pantalla, y si no lo adivinaban, se encendía la palabra "incorrecto".

MEJOR MEMORIA DE RETENCIÓN DE DETALLES QUE LOS ADULTOS

   Después de cada pregunta, también se les mostró una imagen no relacionada (una sandía o un lápiz, por ejemplo) cuando apareció la etiqueta "incorrecto" o "correcto". Estas imágenes fueron utilizadas más adelante en una prueba de memoria para examinar cómo de bien se acordaron los individuos del entorno durante el proceso de aprendizaje y qué variables pueden afectar a su retención.

   Los adolescentes del estudio, aprendiendo a partir de la evidencia acumulada durante el experimento, seleccionaron la flor correcta más a menudo en general que los adultos. En la prueba de memoria, los adolescentes se acordaron de las imágenes no vinculadas mejor que los adultos cuando se les mostró la imagen junto con una respuesta sorprendente, lo que sugiere que los adolescentes tienen una mejor memoria para retener los detalles acerca de los resultados inesperados.

   Cuando Davidow y sus colegas examinaron los resultados de resonancia magnética funcional, vieron que los cerebros de los adolescentes estaban haciendo algo diferente: los cerebros de los adolescentes reflejaban actividad tanto en el cuerpo estriado como en el hipocampo durante la tarea de aprendizaje, mientras que los adultos lo hicieron principalmente utilizando su cuerpo estriado.

    El nivel de actividad cerebral se correlacionó con lo bien que los adolescentes recordaban las imágenes asociadas con sus respuestas correctas. "Este sistema adicional en el cerebro está contribuyendo a aprender más sobre los adolescentes --dice Shohamy--. La contribución del hipocampo al refuerzo o la recompensa de aprendizaje durante la adolescencia en realidad no se ha reconocido antes".

   El equipo está trabajando para determinar qué cambios se producen en el cerebro entre la adolescencia y la edad adulta cuando se trata de aprendizaje por refuerzo, así como qué otras situaciones activan el sistema de aprendizaje hipocampo-cuerpo estriado en los adolescentes. Estos resultados podrían señalar hacia nuevos enfoques para la enseñanza de los adolescentes. "En la vida cotidiana, los adolescentes están prestando atención a su entorno de una manera que es diferente de los adultos", destaca Davidow.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter