Publicado en 'Science'

Las células madre de cicatrización ayudan a la recuperación de las lesiones de la médula espinal

Actualizado 07/10/2014 10:11:51 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia, muestran en una nueva investigación publicada en 'Science' que el tejido cicatricial formado por células madre después de una lesión de la médula espinal impide la expansión de la lesión y ayuda a las células nerviosas dañadas asobrevivir.

Las lesiones de la médula espinal cortan las fibras nerviosas que llevan las señales entre el cerebro y el resto del cuerpo, causando diversos grados de parálisis dependiendo del sitio y el alcance de la lesión. El deterioro funcional suele ser permanente, ya que las fibras nerviosas cortadas no vuelven a crecer y la falta de regeneración se ha atribuido a un bloqueo del tejido de la cicatriz que se forma en la lesión.

Por lo tanto, se ha sugerido que las fibras nerviosas pueden regenerarse y que la recuperación podría mejorar si se inhibe la formación de cicatrices, por lo que se han diseñado muchas estrategias terapéuticas en torno a este concepto.

En este estudio, sus autores se centraron en las células madre de la médula espinal, que son una de las principales fuentes del tejido cicatrizal que se forma después de la lesión de la médula espinal y vieron que cuando se bloquea formación de cicatrices mediante la prevención de las células madre a partir de la formación de nuevas células tras una lesión, ésta se expande gradualmente y se rompen más fibras nerviosas.

Los investigadores también observaron que murieron más células nerviosas espinales en los ratones manipulados en comparación con los roedores con la función de células madre intacta, que son capaces de formar tejido cicatrizal normal.

"Resulta que la cicatrización de las células madre es necesaria para la estabilización de la lesión y prevenir su propagación", resume el investigador principal, el profesor Jonas Frisén, del Departamento de Biología Celular y Molecular. "El tejido cicatricial también facilitó la supervivencia de las células nerviosas dañadas. Nuestros resultados sugieren que la presencia de más y no de menos células madre de cicatrización podrían limitar las consecuencias de una lesión de la médula espinal", concluye.

Según estudios anteriores en animales, se puede mejorar la recuperación mediante el trasplante de células madre de la médula espinal lesionada. Los nuevos hallazgos sugieren que la estimulación de las propias células madre de la médula espinal podría también ofrecer una alternativa al trasplante de células.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter