Cataluña

Una madre denuncia que su hijo ha tenido que cambiar de colegio porque le discriminaban por ser diabético

Actualizado 12/11/2009 12:44:19 CET

Asegura que al menor no le permitían llevar el glucómetro al centro ni asistir a las excursiones programadas

BARCELONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Montse Cueto, madre del pequeño Mark, denuncia que ha tenido que tomar la decisión cambiar a su hijo del colegio donde estudiaba en Barcelona, porque considera que estaba discriminado por padecer diabetes, ya que no le dejaban llevar el glucómetro ni le permitían participar en las excursiones escolares que organizaba el centro.

A Mark, que ahora tiene nueve años, le diagnosticaron diabetes en 2005 cuando ya asistía al 'English Achademy Santa Claus' de Barcelona. En ese momento, el pequeño tuvo que cambiar de hábitos y aprender a realizarse análisis y a controlar su glucosa.

Al diagnosticarle su enfermedad, los padres de Mark no dudaron en pedir a una enfermera que acudiera al centro para explicarles a los profesores como debían actuar si su hijo sufría una hipoglucemia. Según Montse, al principio los profesores atendieron a sus peticiones, pero poco después empezaron a "vetarle el glucómetro" e impidieron al menor participar en las excursiones escolares.

Unos días después de diagnosticarle la enfermedad, el pequeño acudió al centro con el glucómetro y, según Montse, una profesora "le llamó, le dijo que no podía traerlo y le castigó".

A los pocos meses de diagnosticarle diabetes, el médico le instó a inyectarse insulina diariamente y Montse lo comunicó a la dirección del centro. Esta madre quedó sorprendida cuando la directora le comentó que el niño no podía pincharse en el centro porque ella "tenía fobia a las agujas".

La madre del menor explica que ha intentado varias veces entrevistarse con la directora del centro, pero que ésta nunca accedió. Hasta que un día fue citada por la directiva para pedirle que abandonara el colegio, algo que un principio, Montse no aceptó.

Después de numerosos encontronazos con la dirección del centro, esta madre barcelonesa decidió cambiar a su hijo de colegio para evitarle más disgustos al pequeño y desde entonces considera que Mark "ha vuelto a vivir como un niño", porque "ahora ya no le discriminan". Por su parte, el centro escolar no ha querido hacer ninguna declaración al respecto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter