LA MANIFESTACIÓN ALÉRGICA MÁS GRAVE

Los casos de anafilaxia han aumentado su prevalencia un 50% en los últimos años

Actualizado 16/09/2015 14:09:35 CET
Semana Mundial de la Alergia: 'Cuando la alergia es letal'
Foto: SEAIC

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La anafilaxia es la manifestación alérgica más grave que existe y las causas más frecuentes son alimentos, fármacos y picaduras de himenópteros. Aunque se estima que puede afectar a una de cada 300 personas en algún momento de su vida, hay estudios que demuestran como su prevalencia ha aumentado un 50% en los últimos años.

   Así lo ha asegurado la jefa de la Sección de Alergología del Hospital Universitari Vall d'Hebron de Barcelona, Victoria Cardona, con motivo de la semana mundial de la alergia que se celebra del 7 al 13 de abril bajo el lema 'Anafilaxia: cuando la alergia es letal', aludiendo a un estudio realizado por el Hospital de Alcorcón (Madrid) que analizaba datos de 2001 a 2005, cuyos resultados podrían ser extrapolables.

   Dada la gravedad de esta reacción, esta experta insiste en la necesidad de que todos los profesionales sanitarios, los propios afectados y su entorno sean capaces de diagnosticar inmediatamente un paciente que presenta una anafilaxia para poder iniciar el tratamiento adecuado rápidamente.

   La dificultad en el diagnóstico estriba en que no hay un conjunto de signos definidos y lo único que se da en todos los pacientes es la rápida progresión en la gravedad o intensidad de los síntomas, tanto en niños como adultos.

   "Se debe sospechar de anafilaxia cuando aparece en un corto periodo de tiempo y de manera aguda un síndrome que afecta a la piel y/o a las mucosas y que afecta al sistema respiratorio y/o circulatorio. Como la mayoría de las anafilaxias cursan con síntomas cutáneos, con este criterio al menos un 80 por ciento de las reacciones serían identificadas", ha añadido Tomás Chivato, expresidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

   Este escenario de desconocimiento propicio, hace algunos años, que profesionales de esta sociedad científica con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de la anafilaxia elaboraran una Guía de Actuación en Anafilaxia (GALAXIA) que se ha convertido en un manual esencial para los profesionales sanitarios.

   Para su desarrollo se contó también con la colaboración de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica (SEICAP), la Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES), la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) y el patrocinio de Alk Abelló.

   "Es importante que los propios pacientes, allegados y sectores implicados sepan reconocer los síntomas de gravedad, cómo intervenir y conozcan el funcionamiento de los autoinyectores --cuyo uso no requiere conocimientos sanitarios-- y, en definitiva, dispongan de toda la información posible para actuar eficazmente", ha añadido Pilar Hernández, presidenta de la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex (AEPNAA).

GUÍA 'GALAXIA'

   Por este motivo, este año se ha adaptado la guía 'Galaxia' para pacientes que recoge de manera más sencilla qué es la anafilaxia, cómo se reconoce, cómo se trata, qué hacer ante un cuadro grave y dónde recurrir en caso de duda.

   El doctor Tomás Chivato, coordinador de la misma, asegura que "será muy útil ya que cubre las necesidades de los no profesionales sanitarios en esta área y mejorará el diagnóstico y tratamiento de la anafilaxia, disminuyendo la morbilidad y sobre todo la mortalidad por esta causa".

   En este sentido, la presidenta de AEPNAA ha añadido que el miedo a no reconocer los síntomas y a no aplicar correctamente el tratamiento condiciona la vida de los afectados y de su entorno.

   Además, "de la incertidumbre por no saber si la próxima reacción será igual o más grave, ya que en cada ocasión y en cada persona ocurre de manera diferente", ha añadido.

TRATAMIENTO RÁPIDO Y EFICAZ

   El éxito del tratamiento de una reacción anafiláctica depende de la preparación de quien atiende al paciente, el reconocimiento temprano del cuadro clínico y el tratamiento precoz y agresivo.

   "La adrenalina por vía intramuscular es la pauta más eficaz para el tratamiento de la anafilaxia ya que es capaz de prevenir el broncoespasmo y el colapso cardiovascular. Los pacientes diagnosticados con riesgo de reacciones de anafilaxia deben llevar consigo autoinyectables de adrenalina, con el fin de utilizarlos en caso de reacción", ha explicado.

   Asimismo, según indica la guía, tras la atención de urgencia, todos los pacientes que hayan sufrido un episodio de anafilaxia deben ser evaluados por un alergólogo de forma preferente, para intentar identificar la causa, diseñar un plan de actuación específico para minimizar el riesgo futuro de presentar una nueva reacción e instruir al paciente sobre cuáles son los posibles agentes responsables de la anafilaxia y cuáles debe evitar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter