Según un informe del RACE

Casi uno de cada dos conductores padece problemas de visión y un 11% ha sufrido situaciones de riesgo por ello

Actualizado 22/07/2010 16:39:24 CET

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 45 por ciento de los conductores españoles padece problemas de visión, según el informe 'Visión y Seguridad Vial', presentado este jueves por el RACE y la Fundación Alain Afflelou, en el que también se pone de manifiesto que un 11 por ciento de los conductores ha sufrido alguna situación de riesgo al volante por problemas de visión.

Por ello, han decidido lanzar una campaña conjunta bajo el lema 'Cuida tus ojos, ellos también conducen' con el objetivo de formar y concienciar a los conductores sobre la importancia de la visión y la seguridad vial, ya que "el 90 por ciento de la información que recibe el conductor proviene de su capacidad visual".

De esta forma, además de alertar sobre los problemas visuales, los responsables de la iniciativas promueven la "revisión periódica de la salud visual" para mejorar la seguridad al volante. En este sentido, el estudio refleja que el 17 por ciento de los conductores nunca ha acudido a una revisión óptica.

Asimismo, han indicado que "hasta el cinco por ciento de los accidentes de tráfico provocados por causas de tipo médico pueden tener su origen en problemas visuales". En concreto, las situaciones que más fatiga visual provocan a los conductores son la conducción con niebla (un 32 por ciento) y conducir con sol de frente (un 30 por ciento).

Los factores de riesgo de la visión y la conducción pueden ser internos o externos. En el caso de los internos, hay tres factores que influyen: la edad, el estado psicofísico del conductor y la salud visual, mientras que entre los factores externos de riesgo para la conducción, uno de los elementos que mayor incidencia tiene en la siniestralidad es la iluminación, hecho que puede verse incrementado por problemas de visión.

Entre los datos que contiene el informe, destacan que el 57 por ciento de los conductores encuestados a los que se les ha diagnosticado un problema de visión está obligado a llevar lentes correctoras al volante. Sin embargo, el 74 por ciento de los conductores encuestados con problemas de visión lleva gafas o lentes de contacto al volante, lo que "demuestra la importancia de las revisiones periódicas", ya que "se pueden detectar la aparición de problemas visuales sin necesidad de esperar a renovar el carné".

Por último, en cuanto a las revisiones, el 34 por ciento de los conductores reconoce que acude a revisarse la vista en el óptico menos de una vez al año y un 17 por ciento confiesa que no se ha hecho una revisión nunca. Por el contrario, un 43 por ciento se revisa la vista una vez al año, periodo recomendado por los especialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter