PREVÉN 91.500 FALLECIMIENTOS EN EUROPA

El cáncer de páncreas superará en 2017 al de mama en mortalidad

Cáncer de páncreas
FLICKR ED UTHMAN
Publicado 07/11/2016 17:18:02CET

   MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El cáncer de páncreas se convertirá el próximo año en el tercer tumor con más muertes de la Unión Europea, sólo por detrás del de pulmón y el colorrectal y superando por primera vez al de mama, según datos de un estudio presentado durante el Congreso Europeo de Gastroenerología (UEG Week 2016) celebrado en Viena (Austria).

   En concreto, el trabajo se ha basado en un modelo de predicción para estimar las tasas de mortalidad de los diferentes tipos de cáncer en función de la tendencia observada en los últimos años. De este modo, en 2017 prevén unas 91.500 muertes por cáncer de páncreas, frente a las 91.000 del cáncer de mama.

   Además, los autores de este trabajo prevén que para el año 2025 se registren 111.500 muertes por este tumor en Europa, lo que supondría un aumento de casi el 50 por ciento desde 2010, cuando se produjeron unos 76.000 fallecimientos, Además, todos los países incluidos en el estudio presentan un incremento en ese periodo de 15 años que varía entre un 20 y un "asombroso" 131 por ciento.

   Pese a ser el tercer cáncer más letal, el de páncreas presenta una incidencia relativamente baja en comparación con otros tumores como el colorrectal, pulmón o mama, lo que muestra que las expectativas de vida para los afectados siguen siendo "extremadamente pobres" ya que no han cambiado en los últimos 40 años.

   De hecho, la tasa media de supervivencia a cinco años es de apenas un 5 por ciento en Europa y hasta el 98 por ciento de los pacientes pierde una esperanza de vida saludable en el momento del diagnóstico. Pese a estas alarmantes estadísticas, el 64 por ciento de los europeos afirman que saben muy poco sobre el cáncer de páncreas, para el que actualmente no existe un método de detección factible.

   "La tasa de supervivencia del cáncer de páncreas es menor que cualquier otro tumor, por lo que es absolutamente vital que los pacientes reciban un diagnóstico lo antes posible para permitir la cirugía, una cura", ha reconocido Matthias Löhr, especialista en estos tumores de la UEG.

   Entre los síntomas que pueden hacer sospechar están una diabetes recién diagnosticada, dolor abdominal y de espalda, cambios en los hábitos intestinales e ictericia, relata este experto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter