El cáncer, las enfermedades cardiacas y la diabetes son más mortales en los países en desarrollo

Dolor, infarto, enfermedad cardiaca
INTERMOUNTAIN MEDICAL CENTER - Archivo
Publicado 27/07/2018 12:47:45CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El cáncer, las enfermedades cardiacas y la diabetes son más mortales en los países en desarrollo que en los desarrollados, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido) y que ha sido publicado en la revista 'Nature'.

Ahora bien, las tasas de mortalidad en los países tropicales de bajos y medianos ingresos de estas enfermedades, entre las que se incluyen también la diabetes, patología renal y hepática, demencia y trastornos mentales, son más altas, respecto a los países occidentales.

Entre otros hallazgos, el nuevo análisis ha mostrado que las tasas de mortalidad por enfermedad cardiaca en los países tropicales de ingresos bajos y medios eran más altas que las de los países de altos ingresos, siendo al menos 90 muertes por cada 100,000 personas en comparación con 61 muertes por cada 100,000 personas. Las tasas de mortalidad por apoplejías también fueron mucho más altas, situándose en al menos 49 muertes por cada 100,000 comparado con 22 por 100.000.

Del mismo modo, los investigadores también han observado que los cánceres de cuello uterino, de estómago y de hígado tenían tasas de mortalidad más altas en los países tropicales de ingresos bajos y medios que en las naciones occidentales.

Las tasas de mortalidad por diabetes también fueron más altas en los países tropicales de ingresos bajos y medios en comparación con las naciones más ricas: al menos 32 muertes por cada 100,000 en comparación con 11 por cada 100.000.

Los investigadores encontraron que de los 25,3 millones de muertes en estas regiones tropicales en 2016, el 34 por ciento eran de enfermedades infecciosas y parasitarias, condiciones relacionadas con el embarazo y el parto, y deficiencias nutricionales, mientras que el 55 por ciento eran de enfermedades no contagiosas como el cáncer y enfermedad del corazón.

Una de las razones de las tasas más altas de mortalidad por enfermedades crónicas en los países de bajos ingresos se debe a que estas enfermedades se detectan en un estadio más avanzado, en comparación con los países occidentales de altos ingresos.