"Porque por una vez no pasa nada"

Uno de cada tres padres deja beber alcohol a sus hijos menores en vacaciones

Jóvenes, beber, alcohol, playa, atardecer
GETTY
Actualizado 22/08/2017 13:31:22 CET

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

En vacaciones todo es relajación, tranquilidad y despreocupación, incluso para los padres que pasan las vacaciones con sus hijos y esto conlleva también a una despreocupación en las normas que les aplican a los niños el resto del año. Por eso, Jetcost ha realizado una encuesta y ha descubierto que durante el verano los padres son mas permisivos.

De hecho, más de tres cuartas partes de los encuestados (77%) admitió que las vacaciones relajaban un poco las normas que sus hijos tienen para el resto del año porque, "como están de vacaciones, merecen disfrutar un poco más de la vida".

Un 23 por ciento, sin embargo, aseguró que no disminuía las normas respecto a sus hijos, ya que "que estén fuera de casa no significa que puedan convertirse en salvajes".

El estudio fue realizado a 3.000 personas, 500 de cada nacionalidad: británicos, españoles, italianos, alemanes, portugueses y franceses mayores de 18 años que tuvieran al menos un hijo menor de 16 años.

Como resultado, ¿cuáles son las normas que menos se cumplen en vacaciones?:

- Acostarse más tarde de la hora habitual: Esta opción es la más común entre los encuestados, un 90 por ciento.

- Jugar o pasear fuera de la vista de los padres con desconocidos, es decir, con otros niños y sus familias (67%).

- Comer lo que quieran y cuando quieran (56%).

- Gastar su dinero o la paga como quieran: los padres no les advierten que no deberían comprar ciertas cosas (48%).

- Beber bebidas alcohólicas: En concreto, uno de cada tres padres españoles deja beber alcohol a sus hijos menores durante las vacaciones. Entre las bebidas más frecuentes se encuentra el alcopops (pequeñas botellas con refresco y cierto porcentaje de alcohol fuerte, que suele superar el 5%), según admite el 35%, y la sangría o tinto de verano (30%) y cerveza (27%). Sólo el 3% de los encuestados admitió que dejaron beber a sus hijos algo considerado más fuerte, como copas.

Cuando se les preguntó por qué dejan a sus hijos hacerlo, casi todos los encuestados dijeron que "por una vez que lo hagan no pasa nada".

En cuanto a las edades a las que empiezan a dejar beber alcohol a los hijos, los españoles son los segundos más precoces, ya que lo hacen a los 10 años, sólo precedidos por los franceses, que aseguran dejar probar bebidas alcohólicas a sus hijos a los 7 años. Los italianos lo hacen a 12 años, portugueses y británicos a los 13 años y los alemanes a los 14 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter