19 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL DEL HOMBRE

1 de cada 4 hombres mayores de 40 años padece incontinencia urinaria

Vejiga, hombre, incontinencia
GETTY/HLEHNERER
Actualizado 19/11/2015 13:58:35 CET

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 25 por ciento de los hombres mayores de 40 años reconoce padecer incontinencia urinaria (IU), según datos del último estudio de TENA Men.

Esta afección, que se manifiesta en la incapacidad de controlar la micción, pequeños goteos e incluso en una mayor frecuencia de visitas al baño, es mucho más habitual de lo que se piensa y está vinculada a cirugías tras el cáncer de próstata, cambios fisiológicos o por el envejecimiento.

De hecho, la patología aumenta con la edad, alcanzando el 50 por ciento de afectados en los hombres mayores de 60 años, y sufriendo un aumento considerable en pacientes institucionalizados (residencias de la tercera edad).

"Aunque no hay una única causa y se debe a múltiples factores, el cáncer de próstata es uno de ellos. Después de la intervención quirúrgica para extirpar este tumor es común que se presente algún tipo de pérdida de orina. Actualmente, el cáncer de próstata es el tumor más frecuente entre la población masculina y la edad hace que aumente la posibilidad de sufrirlo, por lo que el diagnóstico precoz es clave, ha informado el especialista en Urlogía y cordinador del grupo de Suelo Pélvico y Urodinámica del Hospital de Sagunto en Valencia, el doctor Alberto Borrell Palanca.

En la mayoría de hombres esta afección es temporal, pero a veces se convierte en crónica. Unos adecuados cuidado pre y post-operatorios, la edad y la existencia de afecciones urinarias previas son claves para determinar el tiempo de recuperación.

Para solucionar la incontinencia, TENA men recomienda en pimer lugar acudir al médico especializado, y después conocer todas las soluciones absorbentes que existen y están adaptadas a cada necesidad. La práctica de ejercicios antes y después de la cirugía es una manera de prevenirla, y en casos intensos y prologados de incontinencia, se puede recurrir a la cirugía, mediante dos procedimientos: la colocación de un esfínter artifical o la colocación de una malla debajo de la uretra.

REPERCUSIÓN EN LA VIDA COTIDIANA

Para concienciar a los hombres, eliminar los tabúes y que puedan hablar de ello, TENA Men ha creado 'Hombres en acción', un canal pionero de divulgación para investigar sobre las últimas novedades sobre incontinencia urinaria en diferentes ámbitos cotidianos como la salud y la higiene, la vida en pareja o la actividad física, entre otros.

La incontinencia repercute en la vida cotidiana de los afectados. Un 50 por ciento descansa peor por tener que levantarse durante la noche; el 20 por ciento declara que la incontnencia urinaria entorpece su trabajo al tener que acudir al servicio en contadas ocasiones; e incluso un 45 por ciento señala que interfiere en su vida sexual. Esto supone una pérdida de calidad de vida, y en algunos casos también para la pareja o entorno cercano del que la padece.

"Con la aparición de los primeros síntomas de pérdidas, la primera reacción de la mayoría de los hombres es mantenerlo oculto. Incluso más del 50 por ciento espera hasta más de un año para consultar con un profesional sanitario. Sin embargo, esto provoca el efecto contrario, ya que es necesario abordarlo con el entorno más cercano para que entienda la situación y buscar la mejor solución con el fin de que afecte en lo menor posible a su calidad de vida", explica el doctor Borrell.

A nivel emocional, la incontinencia urinaria influye en la autoestima, la seguridad y la confianza de los que la padecen. Según el estudio de TENA Men, el 90 por ciento de los hombres se siente menos seguro de sí mismo, e incluso pueden llegar a sentirse deprimidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter