Contador

Día Mundial de los Tumores Neuroendocrinos

Cada año se detectan en España 2.000 nuevos casos de tumores neuroendocrinos

Campaña
LLORENTE Y CUENCA
Publicado 10/11/2016 17:53:02CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cada año se detectan en España 2.000 nuevos casos de tumores neuroendocrinos, un grupo de cánceres inusuales, a menudo de crecimiento lento que surgen de células neuroendocrinas encontradas en todo el cuerpo y pueden localizarse en el tubo digestivo, pulmones y páncreas.

Así lo han puesto de manifiesto expertos de los hospitales Ramón y Cajal, Instituto Catalán de Oncología (ICO), Vall d'Hebrón, La Paz y 12 de Octubre, así como de Ipsen Pharma y la Asociación de Pacientes con Tumores Neuroendocrinos (NET-ESPAÑA), con motivo del Día Mundial de los Tumores Neuroendocrinos.

Precisamente, estas organizaciones han puesto en marcha una iniciativa para dar a conocer esta patología de difícil diagnóstico, para lo cual han utilizado cinco imágenes de cebras (símbolo adoptado internacionalmente para representar los TNEs como enfermedad rara) a tamaño real en diferentes zonas de cada uno de los hospitales que participan en esta iniciativa.

"Contar con el apoyo de compañías como Ipsen Pharma nos ayuda a cumplir con uno de nuestros principales objetivos como Asociación: Difundir y sensibilizar a la sociedad y a las entidades competentes sobre la realidad de los Tumores Neuroendocrinos y las necesidades de los pacientes. Es muy importante que la enfermedad se conozca, tanto entre la población como en el colectivo médico. Además, es necesario establecer unos protocolos de actuación iguales y equitativos en todas las Comunidades Autónomas que nos permitan a los pacientes un acceso igualitario a los recursos en cualquier lugar", ha explicado la presidenta de NET-España, Blanca Guarás.

EN EL 70% DE LOS CASOS LA PATOLOGÍA ES "SILENCIOSA"

En este sentido, el oncólogo del servicio de Oncología Médica del Ramón y Cajal de Madrid, Enrique Grande, ha informado de que en el 70 por ciento de los casos esta patología es "silenciosa", por lo que ha subrayado la necesidad de investigar y seguir trabajando para mejorar la esperanza de vida de los pacientes.

"Para ello diagnosticar la patología en fases no avanzadas es muy importante. Los profesionales debemos trabajar para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de estos tumores que en su mayoría, muestran síntomas en estadios avanzados", ha enfatizado.

Ahora bien, el jefe de servicio del ICO, Ramón Salazar, ha informado de que el diagnóstico de este tipo de tumores y su evolución depende de la localización y el estado del tumor. "Globalmente son tumores que en la mayoría de las ocasiones son benignos en el estómago, recto, y apéndice. En el intestino, páncreas y colon son más agresivos", ha enfatizado.

Los tumores neuroendocrinos se caracterizan por la dificultad en su diagnóstico debido a la ausencia de síntomas visibles en la mayoría de ellos. Los pacientes pueden estar sin síntomas durante muchos años y cuanto éstos aparecen suelen ser inespecíficos o imprecisos, dando lugar a un diagnóstico que es habitualmente tardío y que puede retrasarse incluso más de cinco años.

En este aspecto, la investigación médica juega un papel fundamental en la mejora de la calidad de vida de los pacientes y en el incremento de su esperanza de vida. "En los últimos años hemos vivido la aparición de nuevas pautas de tratamientos personalizados más allá de la quimioterapia tradicional y avances de biología molecular que, además de acortar el tiempo medio de diagnóstico, han permitido incrementar la esperanza de vida de los pacientes en 5 años", ha zanjado el doctor del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Hospital Universitario de Vall d'Hebron, Jaume Capdevila.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter