Es la cuarta causa de mortalidad por cáncer en Europa

Cada año se detectan 5.000 nuevos casos de cáncer de páncreas en España y sólo 100 sobreviven

2013 11 29 De Izda A Dcha, Los Doctores Moore, Mascías, Hidalgo Y Carrato Al Ini
CIOCC
Actualizado 07/10/2014 7:54:16 CET

La gemcitabina, como terapua estándar, ha aumentado la supervivencia un 30%

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cada año se detectan 5.000 nuevos casos de cáncer de páncreas en España y sólo 100 sobreviven. De hecho, es la cuarta causa más común de mortalidad por cáncer en ambos sexos en la Unión Europea, dónde sólo en 2012 provocó más de 77.500 fallecimientos y, en lo que va de año, ya es responsable de cerca de 80.300 muertes.

Además, lamentablemente, y aunque se prevé una mejoría en las tasas de supervivencia, en la actualidad es uno de los tumores con peor pronóstico, ya que sólo uno o dos de cada diez pacientes presenta tumores malignos potencialmente curables con cirugía y suelen ser resistentes a la quimioterapia y a la radioterapia.

Asimismo, más de la mitad de los afectados de cáncer de páncreas son diagnosticados cuando la enfermedad ya se ha extendido, por lo que el promedio de la esperanza de vida en el momento del diagnóstico es actualmente de apenas 5 meses.

No obstante, tras años sin apenas avances en cuanto al pronóstico de supervivencia, desde que en 1996 la gemcitabina sustituyó al 5-fluorouracilo como terapia estándar en cáncer de páncreas metastásico, recientemente la revista médica 'The New England Journal of Medicine' ha publicado los resultados del estudio internacional MPACT, que ha mostrado que nab-paclitaxel y gemcitabina aumentan la supervivencia de las personas con cáncer pancreático avanzado en un 30 por ciento.

Por ello, el Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) va a celebrar, desde este viernes y hasta el sábado, la jornada 'Nuevos retos, nuevas esperanzas'. Un encuentro que tiene como objetivo debatir sobre las claves de los tratamientos actuales y futuros de esta enfermedad; analizar los aspectos moleculares, genéticos, epigenéticos y microambientales que determinan los resultados e influyen en las decisiones terapéuticas; y reflexionar sobre la evolución potencial de los paradigmas de tratamiento en base a los avances en el conocimiento del cáncer de páncreas.

"Esta reunión interdisciplinar se traducirá en nuevas aportaciones a la atención y cuidado del paciente, mejoras en el conocimiento de esta enfermedad y pone, además, de relieve la reputación y el lugar que ocupa España, y en concreto el CIOCC, como punto de referencia de excelencia científica y clínica", ha comentado el director médico del hospital HM Universitario Sanchinarro, Carlos Mascías.

Por su parte, el director del CIOCC y vicedirector de Investigación Traslacional de Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Manuel Hidalgo, ha destacado el liderazgo que ostenta España en la investigación en cáncer de páncreas, poniendo como ejemplos centros como el CIOCC y el CNIO y los modelos en animales que se desarrollan en los mismos.

Y es que, afortunadamente, en los últimos tiempos el abordaje del cáncer de páncreas está registrando logros e innovaciones a un ritmo que, lejos de apuntar a desacelerarse, parece estar ganando velocidad. Por ejemplo, estudios recientes han confirmado la importancia del estroma, que forma la mayor parte de la masa tumoral y, además, actúa como una dinámica barrera física frente a la quimioterapia y como un obstáculo para la llegada eficaz del tratamiento, al debilitar la función de los vasos sanguíneos que irrigan el cáncer.

Al mismo tiempo, cada vez hay más literatura científica que pone de relieve el papel clave de las cascadas de señalización que surgen en el interior de las células para el desarrollo y supervivencia de las células madre del cáncer y del estroma.

En este sentido, el director del Departamento de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal, Alfredo Carrato, ha insistido en la importancia del estroma como barrera frente a la quimioterapia y en su papel pronóstico.

ESTUDIO 'MPACT': MEJORAS EN LA SUPERVIVENCIA

De hecho, estos conocimientos moleculares están comenzando a traducirse en mejores terapias. Así, en el citado estudio 'MPACT' --en el que participaron 161 centros hospitalarios diferentes, ocho de ellos españoles--, nab-paclitaxel y gemcitabina se confirmaron como tratamiento eficaz y bien tolerado en el abordaje del adenocarcinoma de páncreas metastásico.

En concreto, la investigación mostró que esta combinación de fármacos mejora significativamente la media de supervivencia global (8,5 frente a 6,7 meses, respectivamente), la supervivencia libre de progresión (5,5 frente a 3,7 meses, respectivamente), el tiempo hasta el fracaso del tratamiento (5,1 frente a 3,6 meses, respectivamente) y la tasa de respuesta global basada en una evaluación independiente (23% versus 7%) en comparación con la gemcitabina sola.

Así lo ha recordado el jefe de Servicio de Oncología Médica y Hematología del Centro Oncológico del Hospital Princess Margaret, de Toronto (Canadá), Malcom Moore, quien ha analizado también las implicaciones que los resultados de este estudio y de la combinación de quimioterápicos folfirinox (5-FU, leucovorín, irinotecán y oxaliplatino) tienen para el tratamiento del cáncer de páncreas.

El experto también ha repasado los principales avances registrados en los últimos tiempos en cuanto al tratamiento de los tumores precoces, localmente avanzados y metastásicos, así como las directrices en el abordaje de este tipo de cáncer de la Sociedad Europea de Oncología Médica y de la Red Nacional Integral del Cáncer (ESMO y NCCN, respectivamente, por sus siglas en inglés), dejando para el debate del foro las preguntas relacionadas con la investigación en el tratamiento del cáncer de páncreas aún por contestar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter