Badiola ve poco probable que los casos de contaminación por dioxinas sucedan en España

Actualizado 12/01/2011 14:10:06 CET

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General del Colegio de Veterinarios de España y catedrático de la Sanidad Animal de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, considera "poco probable" que los casos de contaminación por dioxinas en cerdos, además de en productos avícolas, sucedan en España.

A pesar de ello, Badiola ha subrayado, en declaraciones a Europa Press, que "nunca se puede descartar" dicha posibilidad ya que "hoy por hoy el comercio en Europa es general, es decir, no hay barreras para el mismo". Sin embargo, ha matizado que sólo existen unas "barreras", las sanitarias.

En ese sentido, ha recordado que, en cualquier caso, habrá que verlo cuando las autoridades de Alemania hagan una investigación a fondo de a donde han ido a parar todos estos productos que se han generado en la granja donde se ha producido la contaminación. Además, ha explicado que, en cada caso, cuando hay una alerta de este tipo tendrán que comunicar a los países que tipo de alimentos o productos y que lotes y partidas han sido contaminados.

Igualmente, ha reiterado que "en un comercio globalizado y, en particular, europeizado todo es posible". Por ello, ha señalado que cuando hay una alerta se da la inmovilización de las granjas y "se hace precisamente para investigar a fondo cuales han sido las verdaderamente contaminadas, pero también para saber a que centros de distribución o países han ido a parar estos productos".

Finalmente, ha indicado que "aunque nunca se puede descartar un incidente como el que ha ocurrido, es poco probable que se de en España". En ese sentido, ha asegurado que, en general, los controles en la producción ganadera son "bastante elevados" y en los últimos años "si en algo se ha avanzado ha sido en este terreno". "Cada vez está más controlada la alimentación animal y las granjas, ya que, en este aspecto España es una de las áreas del mundo donde el control es mayor", ha concluido.

DIOXINAS EN ALEMANIA

La alerta de contaminación de dioxinas en Alemania comenzó el pasado 3 de enero, cuando Alemania informó de que se habían utilizado piensos contaminados con dioxinas para alimentar a gallinas y cerdos, lo que se trasladó a los huevos y la carne de aves de corral en las granjas afectadas.

Los fiscales en Alemania están investigando la causa de la contaminación y en concreto si la compañía de alimentación animal Harles and Jentzsch distribuyó a los procesadores de comida animal ácidos grasos destinados a la producción de papel industrial. Además, las autoridades de la UE alertaron el pasado lunes de que algunos piensos animales contaminados han sido exportados a Francia y Dinamarca. Corea del Sur y China han restringido las importaciones de Alemania por el asunto y Rusia ha dicho que podría adoptar acciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter