El autor de la 'Dieta Montignac' asegura que la población española debería volver a la dieta tradicional

Actualizado 07/03/2006 18:59:32 CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Michel Montignac, autor de la 'Dieta Montignac, aseguró hoy en Madrid que los países occidentales han modificado la naturaleza de los productos que antiguamente comían nuestros antepasados. "Seguimos comiendo arroz, maíz... pero hoy en día estos alimentos no poseen los mismos elementos que antes", afirmó Montignac.

"No se trata de hacer régimen, sino de reeducar nuestro sistema alimentario" de manera que nuestro cuerpo no fabrique insulina, continuó el escritor en la presentación de su último libro 'La Dieta Montignac, coma por placer y manténgase delgado'.

"Durante muchos años, se nos ha dicho que comamos menos y practiquemos ejercicio para adelgazar; sin embargo, la obesidad sigue existiendo. Comemos menos y engordamos más", explicó el autor. Esto se debe, según él, a que no son las calorías de cada alimento lo que importa, "sino la calidad del alimento, sus componentes físicos y químicos".

Montignac especificó que lo que lleva a una pérdida sostenible de peso no es la restricción de las calorías, sino la exclusión de los carbohidratos con un índice glucémico alto y las grasas saturadas. "La insulina es la llave del sobrepeso", apuntó el escritor.

Su método, la Dieta Montignac, está avalada, según el escritor, por prestigiosas investigaciones científicas realizadas por las universidades de Harvard y Laval (Québec). "No es lo mismo 400 calorías de patatas que 400 calorías de garbanzos", ejemplificó Montignac.

"Su índice glucémico provocará un comportamiento metabólico distinto; así, mientras sólo el 20% del almidón de los garbanzos se convertirá en glucosa, todo el almidón que poseen las patatas será convertido en glucosa". En el mismo sentido, el escritor explicó que si se quiere adelgazar se puede comer "hasta saciarnos, pero de un modo distinto, consumiendo elementos que no contengan ni generen insulina".

Según Montignac, se debe volver a la alimentación tradicional. "Si observamos los alimentos que poseen el índice glucémico más alto, podemos observar que estos no existían o no eran consumidos antiguamente por la mayoría de la población", continuó el escritor. Así, hoy en día, pese a que se comen los mismos alimentos que antiguamente, estos llevan "azúcares, harina refinada y alimidón modificado que antes no existían. Son alimentos industriales con glucosa que llevan a la obesidad", manifestó Montignac. Por esta razón, "no hay que tener miedo", finalizó el escritor, "de consumir aceite de oliva, ya que adelgaza, al igual que el vino, con moderación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter