Pide una unidad específica para demencias

Asociación de Familias con Alzheimer alerta de que Asturias "tiene una bomba de relojería con esta enfermedad"

Mena y Prendes, hacen declaraciones a los medios.
EUROPA PRESS
Actualizado 10/06/2013 21:03:22 CET

OVIEDO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asociación Democrática Asturiana de Familias con Alzheimer, Cocha Mena, ha alertado este lunes de la "bomba de relojaría" que tienen las administraciones y los políticos en Asturias con esta enfermedad, en alusión al envejecimiento poblacional y el consiguiente aumento de casos.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios, durante el transcurso de una reunión con el diputado de UPyD en la Junta General, Ignacio Prendes. La cita tiene lugar en el marco de la ronda de contactos que la asociación pretende mantener con representantes de los grupos políticos de la Junta, así como del Gobierno autonómico.

Mena ha sido franca: "los políticos tienen una bomba de relojería en sus manos", ha señalado en referencia al envejecimiento poblacional y a los 25.000 enfermos con esta demencia que se calcula hay ahora mismo en Asturias. Según los datos del HUCA, ha recordado que "de cada tres demencias, dos son alzheimer".

La presidenta del colectivo recalca en que este problema se incrementará en los próximos años, por lo que plantea dos propuestas. La primera sería una unidad de demencias, que la asociación lleva muchos años pidiendo, para diagnóstico, tratamiento, seguimiento e investigación. "Es importante, ante el número de enfermos ya existentes, y el que se nos vendrá encima", ha añadido.

En segundo lugar, reclama la apertura de un centro de día específico para enfermos de Alzheimer. Mena apunta que el Ayuntamiento de Gijón está dispuesto a ceder las instalaciones, y ahora reclama "el apoyo político de todas las partes".

CRÍTICAS A LOS RECORTES

La presidenta ha criticado duramente la política de recortes a la Ley de Dependencia. "Ha sido horrible, porque el Alzheimer es una enfermedad de larga duración y con tantos recortes han provocado a un retroceso familiar muy importante", ha explicado.

Así, explica que antes el cuidador podía dejar trabajar para cuidar al enfermo, porque la prestación económica, aunque pequeña, era una ayuda, pero ahora eso ya no existe". Incide además en la idea de que la persona que atiende a un paciente de alzheimer debe dejar de trabajar para poder atenderlo.

Por su parte, Ignacio Prendes ha alertado de Asturias "tiene un problema específico de envejecimiento", y ha reclamado políticas dirigidas a él. Así, ha recordado que la próxima apertura del nuevo Hospital Central Universitario (HUCA) "es una oportunidad histórica para que esta comunidad tenga una unidad específica para las demencias".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter