Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer pide a Pedro Duque más apoyo en la investigación contra el cáncer

Pedro Duque
ONDA CERO
Publicado 11/06/2018 13:42:39CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA) ha solicitado al nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, un mayor apoyo en la investigación contra el cáncer con el fin de poder ayudar a los casi 230.000 pacientes que se diagnostican con la enfermedad en España y que supone más de 109.000 muertes cada año.

"La incidencia del cáncer aumenta a un ritmo mucho más rápido que la financiación destinada a paliar la enfermedad. Por eso, desde ASEICA insistimos en la importancia de establecer líneas de financiación estables que permitan a los investigadores españoles explotar su talento y revertirlo en una sociedad que lo necesita. En España el desarrollo científico lleva mucho tiempo pasándose por alto, por eso, confiamos en que la creación de un Ministerio específico por fin sitúe a la investigación oncológica como una prioridad", ha asegurado el doctor Camps.

Y es que, según los datos de la Asociación la tasa de supervivencia en los pacientes con cáncer se frenará en el año 2030 si no se toman medidas urgentes. Para conseguirlo el Gobierno tendría que incrementar anualmente un 4,5 por ciento el presupuesto en I+D+i durante los próximos diez años.

"Existe una relación directamente proporcional entre gasto sanitario y mortalidad por cáncer. Es por tanto imprescindible solicitar la instauración de medidas que repercutan en el bien de los pacientes y en que sitúen a España al nivel de otros países europeos y que eviten el estancamiento de la supervivencia", ha dicho Camps.

De hecho, tal y como ha criticado, los recursos destinados a la formación de los investigadores se han reducido más de un 30 por ciento desde el año 2009, una situación que sufren investigadores españoles básicos y clínicos que ven en la dificultad para conseguir recursos una de las principales trabas para llevar a cabo su profesión.

PROBLEMAS CON LA FINANCIACIÓN Y LOS TRÁMITES BUROCRÁTICOS

Así lo demuestra un informe presentado por la entidad en el que se preguntaba a jóvenes científicos menores de 40 años sobre su situación laboral. La totalidad de los encuestados afirmaba tener problemas con la financiación y los trámites burocráticos, y el 48 por ciento no pensaban que el futuro de su línea de investigación estuviera garantizado. Además, el cien por cien declaraban haber trabajado en el extranjero o plantearse hacerlo en un futuro próximo y, de ellos, el 90 por ciento creían no tener opciones de volver a España.

"De esta encuesta se desprende los múltiples obstáculos que sortean los científicos en este país: sueldos mínimos, pocos o ningún apoyo para poner en marcha sus proyectos, y unas condiciones laborales desfavorables. Cambiar esta realidad es imprescindible para aumentar la supervivencia de los pacientes. No podemos seguir permitiéndonos perder a investigadores con mucho talento y excelente preparación", ha añadido el doctor Camps.

Además, la organización ha insistido en que esta situación se ve agravada si se trata de mujeres investigadoras. "La presencia femenina en la ciencia está muy lejos de ser igualitaria. A todas las dificultades que rodean a la carrera investigadora se añaden las escasas facilidades que se les da a las mujeres para conciliar vida laboral y familiar. De hecho, solo 3 de cada 10 investigadores en oncología son mujeres. Por eso, confiamos en que se genere una política científica a largo plazo que contribuya a la paridad de género y ayude a mantener el nivel de las investigaciones en cáncer", ha añadido el presidente de ASEICA.

Entre las iniciativas que impulsa ASEICA para paliar esta problemática están la puesta en marcha de un programa de becas propio en el que también colaboran otras fundaciones. Además, junto a la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se ha redactado un Manifiesto por la Investigación en Cáncer con el que ambas entidades reclaman un pacto de estado que aborde las debilidades de la investigación oncológica desde un punto de vista multidisciplinar y que implique un cambio de estrategia a corto-medio plazo. Por el momento, 1.572 particulares y 106 entidades ya se han adherido.

"Esperamos que acaben por eliminarse barreras políticas y económicas que nos impiden seguir avanzando en la búsqueda de tratamientos más efectivos capaces de mejorar la vida de los pacientes", ha concluido el doctor Camps.