La 'asimetría lipídica' juega un papel clave en la activación de las células inmunes

Publicado 20/02/2018 14:00:53CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La membrana de una célula es su barrera natural entre el interior de una célula y el mundo exterior, compuesta por una doble capa (bicapa) de lípidos (como grasas, ceras, esteroles o vitaminas solubles en grasa). Curiosamente, se sabe desde hace décadas que la capa que mira hacia al interior de las células está hecha de diferentes lípidos que la capa exterior.

Esta "asimetría de lípidos", o falta de simetría, se regula a través de una variedad de proteínas y demanda una gran cantidad de energía de la célula. Dado que la célula invierte recursos para mantener los lípidos asimétricamente distribuidos entre los dos lados de la bicapa, el proceso es vital para su funcionamiento. Las células moribundas, que pierden permanentemente su asimetría de lípidos, son atacadas por el sistema inmunitario para su eliminación.

Debido a que diferentes lípidos crean membranas con diferentes propiedades físicas, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (UTHealth), en Houston, Estados Unidos, se preguntó si las diferentes composiciones de lípidos en la bicapa también podrían conducir a distintas propiedades físicas.

Durante la 62 Reunión Anual de la Sociedad Biofísica, celebrada del 17 al 21 de febrero en San Francisco, California, Estados Unidos, Joseph H. Lorent, investigador postdoctoral, y Ilya Levental, profesor asistente, presentarán su trabajo sobre la función de la asimetría lipídica en la activación de las células inmunes.

Una variedad de sondas fluorescentes puede proporcionar información sobre las propiedades físicas generales de las membranas; pero estas sondas tienden a manchar ambos lados de la membrana plasmática, lo que hace que sea imposible medir de forma independiente las dos capas de la bicapa.

"Para superarlo, usamos un truco en el que inyectamos la sonda directamente dentro de células individuales usando una jeringa de vidrio pequeña como la que se usa para extraer núcleos de células para su clonación --explica Lorent--. Esto nos permite visualizar específicamente la mitad de la membrana que mira hacia dentro de la célula".

Así, los investigadores pudieron ver los cambios entre la bicapa interna y externa. "Las diferencias fueron obvias y llamativas --afirma Lorent--. Al prevenir la pérdida de la asimetría de la membrana, inhibimos la respuesta inmune".

El equipo descubrió que el ajuste de la asimetría lipídica de la membrana era importante para el funcionamiento de las células inmunes. "A largo plazo, al saber cómo está involucrada la asimetría de los lípidos en la señalización celular, podríamos 'ajustar' ciertas respuestas inmunes o incluso la muerte celular a través de la regulación de la asimetría de los lípidos --señala Levental--. Esto podría implicar tratamientos para alergias, inflamación o incluso el cáncer".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.