En ratones

Un antidepresivo puede inducir un estado juvenil en neuronas en la corteza prefrontal

Actualizado 07/10/2014 10:06:12 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La administración crónica de uno de los antidepresivos más utilizados, fluoxetina (FLX), también conocida por sus nombres comerciales como 'Prozac', 'Sarafem' y 'Fontex' y que es un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, puede inducir un estado juvenil en algunos tipos específicos de neuronas en la corteza prefrontal de los ratones adultos, según un estudio publicado en 'Molecular Brain'.

Durante mucho tiempo, se ha pensado que el desarrollo del cerebro y su maduración es un proceso de un solo sentido, en el que la plasticidad disminuye con la edad. La posibilidad de que el cerebro adulto pueda volver a un estado más joven y recuperar la plasticidad no se ha considerado, como hacen en esta investigación el doctor Tsuyoshi Miyakawa y sus colegas de la Universidad de Salud Fujita, en Japón.

En su estudio, los ratones adultos tratados con FLX mostraron una reducción de la expresión de parvalbúmina y redes perineuronales, que son marcadores moleculares de la maduración y se expresan en un cierto grupo de neuronas maduras en adultos, así como un incremento de la expresión de un marcador de inmadurez, que suele aparecer en el desarrollo de cerebros juveniles en la corteza prefrontal.

Estos resultados sugieren la posibilidad de que ciertos tipos de neuronas adultas en la corteza prefrontal pueden recuperar parcialmente un estado joven, que los autores denominan juvenil inducido o "iYouth". Estos científicos, así como otros grupos habían informado anteriormente de efectos similares de FLX en el giro dentado del hipocampo, la amígdala basolateral y la corteza visual, que se asocia con un aumento de la plasticidad neural en ciertos tipos de neuronas.

Esta investigación es la primera en informar sobre iYouth en la corteza prefrontal, que es la región del cerebro implicada críticamente en funciones como la memoria, la toma de decisiones, la expresión de la personalidad y el comportamiento social, así como en los trastornos psiquiátricos relacionados con el déficit en estas funciones.

Se sabe que una disfución de red en la corteza prefrontal y el sistema límbico, incluyendo el hipocampo y la amígdala están en la fisiopatología de los trastornos depresivos. Los efectos terapéuticos de FLX de restauración de la plasticidad neuronal en estas regiones pueden mediar en la reversión a un estado como el de la juventud.

Sin embargo, algunos aspectos no deseables de esta pseudojuventud inducida pueden estar relacionados con el tratamiento con FLX, como agresión, violencia y psicosis, sobre los que se ha alertado recientemente como efectos adversos de FLX. Curiosamente, se ha visto una disminución de la expresión de los mismos marcadores moleculares de maduración, como los que se plantean en este estudio, en la corteza prefrontal del cerebro postmortem de pacientes con esquizofrenia, lo que plantea la posibilidad de que algunos de los efectos adversos de FLX puedan ser atribuibles a iYouth en el mismo tipo de neuronas en esta región.

Así, faltan conocimientos básicos sobre esta cuestión y hay varias preguntas sin respuesta, que deberán determinar las investigaciones futuras, como: ¿Cuáles son los mecanismos moleculares y celulares que subyacen en iYouth? ¿Cuáles son las diferencias entre la juventud actual e iYouth? ¿iYouth es bueno o malo?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter