Según expertos

En unos años la secuenciación del genoma del cáncer será una "rutina" para ajustar el tratamiento a cada paciente

Actualizado 28/02/2012 14:22:52 CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

  Actualmente la secuenciación del genoma de un tumor suele tardar entre 30 y 47 días y tiene un coste elevado pero, dentro de pocos años, esta técnica se convertirá en rutina y será necesario para conocer el perfil molecular y adaptar el tratamiento en cada paciente.

   Así lo han asegurado los asistentes al primer Simposio Internacional en Medicina Personalizada en Oncología organizado por el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), la Fundación Intheos y la Cátedra Fundación Lilly-Universidad San Pablo CEU de Terapias Personalizadas.

   De hecho, y según ha explicado el director de la Unidad Fases I START Madrid-CIOCC (Centro Integral Oncológico Clara Campal), Emiliano Calvo, en el 87 por ciento de los casos de cáncer de mama, los profesionales sanitarios ya se apoyan en el uso de los biomarcadores para el diagnóstico y la toma de decisiones respecto al tratamiento.

   El porcentaje disminuye al 78 por ciento cuando se trata de un cáncer de colon, y hasta el 50 por ciento cuando es de pulmón, próstata u ovario. "Conceptualmente, todos los pacientes se pueden beneficiar de la terapia personalizada, si bien está más desarrollada en los tumores más frecuentes", asegura Calvo.

   De hecho, el doctor Calvo ha asegurado que "en un futuro cercano la quimioterapia convencional será un tratamiento de segunda o tercera línea".

   Por su parte, el doctor Manuel Hidalgo, director del CIOCC y del Programa de Investigación Clínica del CNIO, indica que el tratamiento convencional, con cirugía, es curativo en más de la mitad de los pacientes con cáncer.

   Sin embargo, todavía existe un alto porcentaje de pacientes que no solucionan su problema con la cirugía, en los que la enfermedad no está avanzada, tienen un pronóstico razonable y para los que la medicina personalizada puede ser la solución.

   Los datos que se obtienen de la secuenciación del genoma del cáncer se pueden utilizar en la clínica para conocer el pronóstico de un tumor, predecir la respuesta al tratamiento, reconocer biomarcadores dinámicos e identificar antígenos inmunogénicos.

   "Las terapias personalizadas en Oncología son una muestra clara de que la investigación básica tiene una aplicación clínica", añade el doctor Hidalgo.

   Para el doctor José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly, la Oncología es actualmente "el campo más próximo al concepto de terapia personalizada, pero en el futuro todas las disciplinas se beneficiarán de los conocimientos en genética y genómica para la adecuación individualizada de los tratamientos a los pacientes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter