¿Cómo afecta la cocaína al cerebro?

Cerebro
PIXABAY - Archivo
Actualizado 01/06/2018 14:43:56 CET

   MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, EE.UU, han identificado cambios genéticos en los circuitos de recompensa del cerebro que están asociados con el consumo de cocaína, incluyendo el uso por primera vez, la retirada y la reexposición a la droga después de un retiro prolongado.

   Estos hallazgos revelan información sobre cómo la adicción a la cocaína reprograma la expresión génica y proporciona información sobre las bases moleculares de la adicción a la cocaína en un detalle sin precedentes.

   "Este estudio destaca la complejidad de la respuesta molecular del cerebro a la cocaína autoadministrada, apuntando a los mecanismos que podrían ser el objetivo de los tratamientos", ha declarado el editor de 'Biological Psychiatry' -revista donde ha sido publicado el estudio-, John Krystal.

   En concreto, el análisis ha revelado cambios en diferentes transcripciones involucradas en procesos biológicos clave, proporcionando pistas sobre las funciones cerebrales que podrían conducir a la adicción a la cocaína. Muchos cambios se realizaron en la misma dirección (aumentaron o disminuyeron) a lo largo de los circuitos de recompensa, lo que sugiere que pueden ser "buenos objetivos para nuevos tratamientos".

   El tamaño de los cambios dependía de la condición, en la que los ratones se encontraban en el ciclo de vida de la autoadministración de cocaína, y destacaba los cambios genéticos únicos asociados con las diferentes etapas de la toma de fármacos. Por último, el estudio también identificó varias moléculas responsables de regular la expresión de los genes asociados con el comportamiento similar a la adicción.

   En cuanto al proceso del estudio, este permitió que los ratones se autoadministren cocaína como modelo de adicción humana, y los cambios en la expresión genética se asociaron con su comportamiento similar a la adicción.

   Según han explicado los investigadores, han habido estudios previos pero han sido limitados, centrándose en genes específicos, una región cerebral específica o un aspecto de la adicción a la cocaína. Sin embargo, los estudios moleculares destinados a mejorar el tratamiento de la adicción se han complicado por alteraciones en los genes que difieren en todo el cerebro, aumentando en algunas regiones y disminuyendo en otras.

   "Este estudio es el primero de su tipo en caracterizar el transcriptoma global en el cerebro durante el ciclo de vida de la autoadministración de cocaína", ha señalado el autor principal Eric Nestler, de la escuela. Los investigadores examinaron seis regiones que componen el circuito de recompensa del cerebro, proporcionando un recurso de información para estudiar las bases biológicas de la adicción a la cocaína.

   Para caracterizar todo el ciclo de vida, el doctor Nestler y sus colegas buscaron diferencias en la expresión génica cuando los ratones fueron expuestos por primera vez a la cocaína; en ratones adictos a la cocaína después de un período corto -24 horas- o largo -30 días- de retiro de la droga; y cuando los ratones adictos fueron reexpuestos a la cocaína después de la retirada de 30 días.

   "El diseño experimental nos permitió estudiar cómo la expresión génica en las regiones de recompensa del cerebro cambia con el tiempo como resultado de la ingesta de cocaína volitiva", ha manifestado el autor principal.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.