Cómo afecta el atractivo físico a la percepción del acoso

Acoso laboral, sexual
FLICKR/PORTAL GDA
Publicado 08/11/2016 15:09:21CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores españoles acaban de publicar un estudio que viene a poner en evidencia ciertos mitos sobre el acoso sexual, así han demostrado que la percepción de esta situación viene determinada por factores como el género, el contexto, el tipo de acoso, la ideología del perceptor, y, sobre todo, el atractivo físico de acosador y víctima.

El trabajo, realizado por tres investigadores de la Universidad de Granada, "ponen de manifiesto cómo ciertos rasgos o características de las personas que están implicadas en un caso de acoso sexual adquieren tal relevancia que enmascaran otras variables importantes en la toma de decisiones, y que tienen consecuencias para el acosador, para la víctima para el y perceptor social", explica a la Plataforma Sinc el investigador de la UGR y coautor del estudio, Antonio Herrera.

El estudio, que acaba ha publicado la 'Revista de Psicología Social', analizó mediante un cuestionario las impresiones que habían tenido 205 participantes a los que se les expuso varios escenarios de acoso. De modo que un trabajador de sexo masculino se presentaba de dos maneras -atractivo físicamente o no atractivo- y ejercía un comportamiento de acoso sexual hacia una compañera de trabajo que, de igual manera, podía ser atractiva o no serlo.

Los participantes tuvieron que responder a las mediciones sobre la percepción del acoso, la responsabilidad, la motivación y la ideología. El estudio concluyo la importancia de la influencia de ciertos mitos o ideas preconcebidas sobre el acoso sexual, que se encuentran tanto en hombres y mujeres, sobre cómo se perciben estas situaciones.

Lo sorprendente fue que la situación fue más a menudo percibida como acoso sexual cuando la víctima del acoso era físicamente atractiva que cuando era poco atractivo. Por otra parte, la aceptación del acoso de los más altos de los participantes mitos más tendían a culpar a la víctima.

Ante un acosador atractivo, los participantes tienden a pensar que lo hace para demostrar su poder, más que por una motivación sexual. En el supuesto de que el acosador no fuera atractivo pero la víctima sí, los voluntarios lo responsabilizaron más a él. Además, "cuando se presentaba una situación de acoso hacia una mujer atractiva, los participantes la percibían como acoso sexual en mayor medida que cuando la víctima no era atractiva", ha añadido Herrera.

El estudio, según señalan desde Sinc, muestra que la ideología de los observadores también afecta a su percepción. Así, cuanto mayor es la aceptación de los mitos sobre el acoso sexual, más se responsabiliza a la víctima. "Esto es especialmente importante a nivel jurídico, policial, laboral y social, pues se hace imprescindible eliminar ideas preconcebidas que rodean a este fenómeno y que se encuentran presentes tanto en hombres como en mujeres, como hemos observado en el este estudio", concluye el experto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter