El ácido retinoico puede mejorar la respuesta inmune contra el melanoma

Investigar, médico, laboratorio
FLICKR - Archivo
Publicado 17/08/2018 13:01:26CET

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Añadir ácido retinoico a las células supresoras derivadas de mieloides, las mayores defensas de un melanoma porque desactivan el sistema inmune, puede llevar a un mejor rendimiento del mismo dirigido hacia el cáncer, según ha revelado un estudio de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), publicado en la revista 'International Immunopharmacology'.

En alguien sano, las células maduran rápidamente y ayudan a la función inmune, pero un cáncer como el melanoma las alienta a permanecer inmaduras y esta población inmadura desactiva el sistema inmune. Además, "un melanoma induce a las células supresoras derivadas de mieloides a estar alrededor de su microambiente", ha indicado el oncólogo de la UCHealth de la Universidad de Colorado, el doctor Martin McCarter.

"Cuando las identificamos, pensamos que si las volvíamos disfuncionales, podría mejorar la respuesta inmune", ha continuado el investigador. El ácido retinoico de tipo ATRA es la respuesta, ya que puede forzar a las células supresoras a mejorar, cambiando su función de supresión inmune al apoyo inmune.

"Queríamos establecer un tratamiento estandarizado y añadir ATRA", ha indicado McCarter. Hasta el momento, el tratamiento estándar incluía ipilimumab, un inhibidor dirigido a la proteína CTLA-4, que ayuda a liberar los frenos del sistema inmune para que pueda atacar al cáncer.

El estudio incluyó a 10 pacientes. La mitad de ellos recibió únicamente ipilimumab y a la otra mitad se le añadió ATRA. Los investigadores querían demostrar, por un lado, que el número de células supresoras disminuía en los pacientes tratados con ATRA. Por otro, que se activaban las células T CD8, lo que significa que la respuesta inmune crecía. Además, "utilizar ATRA es una combinación segura, porque no aumenta los efectos tóxicos".

A mitad del estudio dejó de usarse ipilimumab y los investigadores comenzaron a usar medicamentos como pembrolizumab y nivolumab, un nuevo enfoque que les ha permitido añadir pacientes adultos con un melanoma en estadio III o IV a la investigación. Esperan los resultados de la investigación actual con pembrolizumab y ATRA para finales de 2019.