Contador

Acantosis nigricans, un trastorno cutáneo que indica que algo no va bien

Acantosis nigricans
GETTY IMAGES/HEMERA / ROBERT BYRON
Actualizado 01/12/2017 13:46:54 CET

   MADRID, 1 Dic. (EDIZIONES) -

   Hay distintos trastornos de pigmentación en la piel pero uno de los más llamativos, por su color y forma, es la acantosis nigricans. Se trata de una patología que se presenta como piel oscura, gruesa y aterciopelada, en áreas flexibles y pliegues del cuerpo. Generalmente, está relacionada con problemas médicos. En su forma benigna, se trata de una enfermedad bastante frecuente en personas con sobrepeso y obesidad. Usualmente desaparece si se puede encontrar y tratar su causa.

   En una entrevista con Infosalus, Lucía Barchino, dermatóloga del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, destaca que se trata de un trastorno cutáneo caracterizado porque se produce un engrosamiento y una hiperpigmentación de la piel, sobre todo en las zonas de pliegues. Según indica, principalmente afecta a las axilas, a las ingles, y a las caras laterales del cuello.

“La piel se pone aterciopelada, parduzca y a veces aparecen lesiones como de pedículo, que le dan un aspecto sucio a la piel. Llegan a desarrollarse hasta manchas de color marrón oscuro. En la obesidad se le llama la ‘pseudo acantosis nigricans’ porque no tiene el mismo mecanismo patogénico. Suele ser asintomática, no molestar, salvo a personas que les produce prurito, picor, que rara vez ocurre. Al mismo tiempo, se trata de una enfermedad que suele aparecer progresivamente”, añade la especialista del servicio de Dermatología del Gregorio Marañón de Madrid.

   Sobre las causas, Barchino precisa que la etiología exacta no se conoce, si bien resalta que muchos casos se cree que están debidos a la resistencia a la insulina. “Su importancia radica en que representa un marcador cutáneo. Por detrás de ella hay otras enfermedades, y las más frecuentes son las endocrinológicas, como la diabetes”, señala.

CASOS BENIGNOS Y FORMAS MALIGNAS

   Así, asegura que la acantosis nigricans puede darse en casos de sobrepeso, y en personas que presentan resistencia a la insulina, además de en casos asociados con la ingesta de fármacos. En estos casos benignos suele desarrollarse de forma progresiva.

   “Desaparece si desparece la causa que lo provoca. En los casos de sobrepeso se va cuando los pacientes pierden ese sobrepeso. Si es producido por un fármaco, cuando se suspende el fármaco, y en los casos de resistencia de insulina, con el tratamiento a la resistencia de insulina. Aparte de los tratamientos de esas enfermedades, su apariencia suele mejorar con tratamientos tópicos, como retinoides tópicos, pero sin mucho éxito porque la causa de fondo sigue debajo hasta que no se solucione”, añade.

   En su forma ‘maligna’ puede convertirse en un “marcador cutáneo” de cáncer y se relaciona con el carcinoma gástrico. “Es raro pero puede pasar”, apostilla, a la vez que indica que en esta forma aparece “bruscamente y con mayor extensión que en los casos benignos”, así como en localizaciones raras, como las mucosas. En estos pacientes se pueden ver afectados los labios, las palmas de las manos, las plantas de los pies u otras áreas.

Desde el departamento de Salud norteamericano concretan que también puede estar relacionada con problemas médicos como:

   • Trastornos genéticos, incluyendo el síndrome de Down

   • Trastornos hormonales, como diabetes, obesidad

   • Cáncer, como cáncer del sistema digestivo, hígado, riñón, vejiga o linfoma

   • Algunos medicamentos, incluyendo hormonas como la hormona de crecimiento humano o las píldoras anticonceptivas

   En este contexto, la dermatóloga aclara que su diagnóstico es clínico, y normalmente para un dermatólogo o un especialista de atención primaria formado con una simple visualización se diagnostica. En caso de duda suelen realizarse biopsias de piel.

   Finalmente, sobre si es permanente o bien llega a desaparecer esa piel pigmentada de color marrón oscuro, Barchino indica que, en el caso de permanecer en el tiempo, puede ir acentuándose ese marrón oscuro, se oscurece con la progresión, mientras que cuando se revierte la piel puede volver a su color normal, pero lentamente; aunque a veces queda un halo pigmentado.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter