El 80% de los pacientes con cáncer desea conocer su pronóstico y los efectos secundarios del tratamiento

Actualizado 06/05/2010 15:47:27 CET

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El 80 por ciento de los pacientes con cáncer desea conocer su pronóstico y los efectos secundarios del tratamiento, así lo ha afirmado el doctor Antonio Toro de Federico, miembro del Grupo de Comunicación y Salud de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) durante el XXI Congreso de Entrevista Clínica y Comunicación Asistencial, celebrado en Logroño.

Informar a los pacientes "mejora su calidad de vida y su autonomía para elegir entre las diversas posibilidades terapéuticas que se le plantean", ha asegurado Toro. A la hora de comunicar malas noticias, según ha explicado el especialista "hay que saber encontrar el momento adecuado, averiguar qué sabe el paciente y cuánta información quiere tener en función de sus reacciones, a la vez que se proporciona apoyo emocional".

"El hecho de que el cáncer sea una de las enfermedades más frecuentes y una de las principales causas de muerte, hacen de la comunicación y la entrevista clínica con estos pacientes una herramienta clave en su abordaje", ha señalado Toro. Por ello, ha asegurado que los médicos de familia tienen "un papel fundamental en la atención a las personas con esta patología gracias al conocimiento del paciente y de su entorno".

Durante la mesa redonda 'La cara humana del cáncer', moderada por Herminia Moreno, del Grupo de Comunicación y Salud de Samfyc, en la que ha participado el doctor Ángel Inoriza Rueda, oncólogo del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, se han planteado cuestiones como la escucha compasiva, qué necesidades tienen los pacientes más allá de los tratamientos médicos establecidos o qué papel tienen los pacientes en su enfermedad.

Asimismo, se ha presentado el proyecto que desde hace un año el Grupo de Terapias Complementarias en el Tratamiento del Cáncer lleva a cabo en el Centro de Salud Nueva Andalucía de Almería el Proyecto Mariposa, una iniciativa que como ha explicado el doctor Toro, "surge de la necesidad de dar respuesta al interrogante que se plantean las personas diagnosticadas de cáncer sobre si, además de la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, ellos también pueden hacer algo por su salud".

Un grupo multidisciplinar de profesionales de la salud ponen al alcance de las personas afectadas de cáncer las terapias y métodos, que complementando las convencionales, puedan ayudar a lograr la curación de la enfermedad o a mejorar la calidad de vida de la persona afectada. Sus pilares de actuación son terapias médicas (nutrición, medicina naturista, acupuntura) intervenciones cuerpo-mente (relajación, meditación), grupos de autoapoyo y cuidados corporales (estética y peluquería).

En este proyecto tiene mucha importancia la dinámica grupal en la que los pacientes y sus familiares tienen un punto de encuentro para obtener información, expresar sus dificultades, sus miedos, sus emociones y donde podrán entrar en contacto con otras personas con la enfermedad.