El 70% de los españoles desconoce cuál es el límite recomendado de consumo de alcohol

Beber, alcohol, celebrar
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / INSTANTS
Publicado 26/06/2018 12:54:28CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 70 por ciento de los españoles desconoce cuál es el límite recomendado de alcohol por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, de acuerdo con estudios citados por la experta Carrie Ruxton, divulgadora en varios medios internacionales y miembro de la British Medical Journalists' Association.

Así lo ha señalado esta doctora durante un debate organizado por la compañía de bebidas alcohólicas Diageo, que ha sido moderado por el periodista Emilio de Benito, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), y en el que también ha participado el doctor Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Dietética y Ciencias de la Alimentación y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

A lo largo del debate, los expertos han tratado cómo asegurar un consumo moderado y responsable de esta sustancia, y han expuesto una serie de datos para ayudar a controlar la ingesta del alcohol. Así, han explicado lo que es una unidad de bebida estándar (UBE), un valor de referencia que define los gramos de alcohol puro por porción de consumo: 10 gramos de alcohol por, algo que es equivalente a 30 mililitros de una bebida destilada de 40 por ciento de graduación alcohólica por consumición.

Según los expertos, el organismo metaboliza el alcohol a una tasa aproximada de una UBE/hora, y el etanol puro suministra aproximadamente 7 calorías por gramo. De esta forma, han detallado que una caña de cerveza estándar, de 200 mililitros, aporta unas 85 calorías y supone 0,8 UBE, o que un gintonic, habitualmente de 250 mililitros, aporta hasta 272 calorías y 1,6 UBE.

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de bajo riesgo es de 17 UBEs a la semana en hombres, y de 11 en mujeres, evitando el consumo intensivo de alcohol aislado y descansando al menos dos días a la semana. Sobre esta diferencia, el doctor Villarino ha justificado que se da debido a que las mujeres tienen en su organismo menor porcentaje de agua, lo que provoca que el alcohol se concentre más en la sangre. También es clave el peso, que suele ser menor en mujeres.

El experto ha reseñado que, pese a que el hígado elimina aproximadamente el 90 por ciento del alcohol, este órgano tarda una hora es metabolizar una unidad de bebida estándar, es decir, unos 10 gramos de alcohol. Como forma de retrasar la absorción, ha señalado que tener el estómago lleno es una buena forma, así como comer mientras se bebe, ya que ayuda a consumir más lentamente y, por tanto, evitar los perjuicios de "consumir de manera rápida y compulsiva".

A la vista de estos datos, tanto Villarino como Ruxton han reconocido que, si ya no se tiene el hábito de beber alcohol, no se comience, pero que si ya se ha adquirido esa costumbre se intente limitar su consumo hasta los estándares marcados por las distintas administraciones para garantizar el consumo moderado. En este punto, han reiterado ceñirse a los 10 gramos de alcohol a la hora que el hígado es capaz de asimilar.