Día Mundial de la Visión

En 20 años el 50% de la población española puede ser miope

Vista cansada. Consulta oftalmológica. Visión. Presbicia. Miopía.
PHOTOGRAPHER: ANGEL CARBONELL
Publicado 13/10/2016 15:15:44CET

   MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Expertos reunidos en una mesa redonda, organizada con motivo del Día Mundial de la Visión, han recordado que actualmente casi el 25 por ciento de la población española padece miopía, porcentaje que puede aumentar hasta el 50 por ciento en los próximos 20 años. De hecho, el 47,6 por ciento de los jóvenes de entre 21 y 30 años ya la padecen.

    De hecho, la miopía es una de las principales causas de ceguera y baja visión en España y en todo el mundo. "Estas cifras son especialmente preocupantes para nosotros. Entre nuestros objetivos a corto plazo está el desarrollo de campañas de prevención de salud visual en la infancia dirigida a los padres y madres con niños en edad escolar. Sería un éxito comprobar que dentro de unos años la población de miopes magnos hubiera disminuido", ha explicado el presidente de la Asociación de Miopía Magna de Retinopatías (AMIRES), Javier García.

   La situación en el resto de Europa no difiere mucho de la española. Así, el 30,6 por ciento de la población total es miope, y un 5,4 por ciento de ellos tiene miopía magna. Con respecto a los jóvenes de entre 25 y 29 años, el 47,2 por ciento son miopes, de los que el 11,2 por ciento tiene miopía magna.

   Ahora bien, Singapur es el país con mayor tasa de miopía infantil del mundo, ya que el 47 por ciento de los escolares la sufren. En China, las tasas de miopía en jóvenes han pasado de un 10-20 por ciento hace sesenta años, al 90 por ciento en la actualidad; y con respecto a Corea, concretamente en Seúl, el 95,6 por ciento de jóvenes son miopes.

   "Ese es el escenario al que nos encaminamos si no nos concienciamos de la importancia de este problema. La inexistencia de un plan de prevención está provocando que la cifra de miopes siga creciendo anualmente a un ritmo vertiginoso", ha enfatizado el fundador y director de las clínicas especializadas en ortoqueratología y control de la miopía Doctor Lens, Dimitry Mirsayafov.

EL PESO SOCIAL Y ECONÓMICO DE LA MIOPÍA PARA LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

   En cualquier país desarrollado, la miopía genera una carga económica y social "muy importante" tanto a la persona que lo sufre, afectando a su autonomía y calidad de vida, como a la totalidad del estado.

   Concretamente, el coste económico personal para los miopes moderados se cifra en torno a los 300 euros por persona al año en métodos de corrección, lo que supone un gasto anual en España de 3.500.000.000 euros.

   En el caso de personas que ya tienen una discapacidad visual, los gastos (personales y para el Estado) se multiplican, estimándose en torno a 11.000 euros al año por persona; en total, más de 12.000.000.000 de euros al año en España.

   "La miopía es más una enfermedad que una condición, y cuando aumenta puede derivar en graves discapacidades visuales. La miopía se debe a un crecimiento excesivo del ojo, que causa no solo un defecto de refacción, sino también problemas en la retina. Precisamente por ello, la miopía magna es la primera causa de afiliación a la ONCE", ha recalcado el oftalmólogo pediátrico y estrabólogo y secretario General de la Sociedad Española de Estrabismo y Oftalmología Pediátrica, Jorge Torres Morón.

   Además de los factores genéticos, existen otros detonantes de la miopía como son los ambientales, el excesivo trabajo de cerca (smartphones, tablets y ordenadores), el poco tiempo al aire libre (la falta de luz solar inhibe la dopamina, que a su vez frena el crecimiento excesivo del ojo), y el actual estilo de vida como puede ser una presión académica excesiva.

   Y es que, las complicaciones de la miopía son relativamente tardías, ocurren principalmente pasados los 50 años, si bien la base de esas complicaciones está cimentada en la niñez, entre los 7 y 17 años, ya que la miopía progresa principalmente durante este período. Después es imposible disminuirla, porque el globo ocular estirado ya no vuelve a su tamaño normal.

   "Para el tratamiento de la miopía existen diferentes soluciones correctivas, como son las lentes multifocales, las gafas bifocales/progresivas y la atropina. Pero quiero destacar la ortoqueratología, también llamada Orto-K, como el método no farmacológico más eficaz para ralentizar la progresión de la miopía. Se trata de lentes de contacto especiales de uso nocturno que te permiten ver bien durante todo el día", ha zanjado el representante nacional de la Academia Europea de Ortoqueratología y Control de la Miopía (EurOK), Juan Gonzalo Carracedo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter