10 consejos para evitar la diarrea del viajero

BAÑO, ESTREÑIMIENTO
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VCHAL - Archivo
Publicado 03/07/2018 12:43:52CET

Puede llegar a afectar al 80% de los turistas

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La diarrea del viajero es el problema digestivo más común al que se pueden encontrar las personas que viajan a países en los que las condiciones sanitarias e higiénicas son peores que en España, aunque también puede darse cuando viajamos a un desarrollado e incluso a otro zona de España distinta a la que vivimos, ya que las bacterias que viven en cada país o provincia son distintas y el cuerpo necesita aclimatarse a ellas.

"Pero sin duda, donde hay que tener más precauciones es en zonas como África, América Central y del Sur, el Caribe y el Sudeste Asiático, llegando a afectar al 80% de los turistas, según el Ministerio de Sanidad", explica el doctor Gonzalo Guerra Flecha, fundador y especialista en aparato digestivo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas.

Los síntomas más comunes de la diarrea del viajero son: más de 4-6 deposiciones sueltas al día, náuseas, vómitos, calambres abdominales (retortijones), fiebre y urgencia o dolor al defecar. Puede que algunos viajeros tengan que permanecer en cama algún día, pero lo habitual es que dure entre 2 y 3 días. Suelen presentarse en los primeros días del viaje, aunque puede aparecer en cualquier momento.

"El tratamiento debe consistir en dieta blanda, hidratación y antidiarreicos, como por ejemplo la loperamida. Si la diarrea persiste más de 5 días o aparecen otros síntomas como sangre o moco en las heces es recomendable acudir a un médico porque indica que la enfermedad se ha agravado", detalla el doctor Guerra Flecha, que a continuación ofrece un total de 10 consejos para evitarla:

1. Tomar como medida de profilaxis 'Spiraxin 200' dos veces al día o 'Sulfintestin Neomicina' una vez al día durante todos los días del viaje, siempre indicado por un médico.

2. Beber siempre agua embotellada y comprobar que la botella esté intacta cuando la compre.

3. No tomar bebidas con hielo, ya que el hielo está hecho con agua del grifo.

4. No tomar helados, tanto si están hechos con hielo como los que están hechos con lácteos, ya que la lecho puede estar no pasteurizada.

5. No tomar ensaladas ni frutas, ya que no son lavadas con agua embotellada.

6. Los alimentos deben estar bien cocinados, a 60 grados como mínimo, y calientes, de forma que en la preparación de la comida se elimine cualquier tipo de elemento patógeno.

7. No comer en puestos ambulantes ni en restaurantes que tengan poca higiene y cuya comida haya estado al aire libre durante un tiempo indeterminado.

8. A la hora de lavarse los dientes, evitar el agua del grifo y utilice agua embotellada.

9. Lavarse las manos con agua y jabón antes de consumir cualquier alimento.

10. Evite que el agua entre en la boca en la ducha y mucho menos tragar algo.

"Si pasado un tiempo de la vuelta del viaje empieza a manifestar algún tipo de síntoma digestivo, debe acudir a un especialista, informarle de los síntomas y del viaje realizado para que el diagnóstico sea lo más preciso posible", concluye el gastroenterólogo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.