Ordenado por

Las características individuales marcan el ritmo

Preparados para correr

Preparados para correr, footing
Foto: GETTY/MARTINAN

MADRID, 22 Mar. (Infosalus/EP) -

   Junto a caminar, correr es la actividad física que más seguidores tiene pero pocas son las personas que se plantean acudir a un médico especializado en actividad deportiva para seguir un entrenamiento ajustado a su estado físico. En muchos casos Internet, un amigo o el dependiente de una tienda de artículos deportivos terminan siendo la fuente de información que empleamos para echar a correr.

   Según explica a Infosalus Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) y director de la Cátedra de Medicina Deportiva de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, lo más importante cuando se decide comenzar a realizar una actividad deportiva como correr, aunque sea en el ámbito privado del ejercicio físico, es consultar con un especialista en Medicina del Deporte para evaluar las condiciones físicas de las que se parte y adoptar un programa adaptado de entrenamiento.

   Manonelles señala que no se requieren condiciones físicas excepcionales para correr, únicamente es necesario adaptar el ejercicio a las posibilidades o condiciones físicas de cada persona. Los beneficios y mejoras físicas son más visibles en personas menos entrenadas, ya que quienes corren de forma habitual parten de un nivel que les deja poco margen para mejorar.

   A pesar de que el experto advierte de que hay que ser prudente a la hora de comenzar a correr o participar en carreras populares, señala que realizar cualquier tipo de ejercicio es siempre más saludable que no hacer ninguno.

   En cualquier caso, Manonelles señala que hay que evitar cualquier tipo de competitividad que haga forzar en exceso el organismo y dar un sentido lúdico a la carrera. Lo importante, señala el experto, es que la persona se plantee la puesta en marcha de un programa de actividad física regular, cuyo mantenimiento sí tiene beneficios para la salud en contraposición a estas prácticas esporádicas.

   A continuación el especialista apunta a Infosalus los condicionantes que deben ser tenidos en cuenta cuando se comienza a correr:

REALIZAR UN ANÁLISIS MÉDICO

   Hay que ponerse en manos de un profesional de la salud deportiva para realizar un chequeo exhaustivo de la condición física. Este estudio incluye los siguientes apartados:

   *Historia clínica, que incluye los riesgos cardiovasculares y los factores de riesgo personal a través del estudio de los antecedentes personales y familiares. Es clave para evaluar el riesgo de muerte súbita.

   *Estudio del aparato locomotor a través del análisis de los apoyos plantares y de las desalineaciones corporales ya que la carrera supone un trabajo físico que puede alterar estructuras en las que exista algún tipo de defecto.

   *Análisis ponderal que mide a través del fraccionamiento del organismo el peso de grasa, músculo y hueso.

   *Electrocardiogramas: en el caso de los menores de 45 años en la mayoría de los casos el electrograma en reposo es suficiente pero en los mayores de esta edad hay que hacer también un electrocardiograma de esfuerzo que busca detectar una posible cardiopatía isquémica.

CONDICIONES AMBIENTALES

   Es clave considerar que se corre al aire libre, por lo que las temperaturas elevadas y de humedad son elementos que no se pueden obviar y que condicionan las horas del día a las que hay que correr y la hidratación necesaria. Cuando los termómetros suben hay que evitar las horas centrales del día y correr por la mañana o al caer la tarde.

HIDRATACIÓN

   La regla básica es que a mayor distancia recorrida mayor es la hidratación que se necesita. En términos generales hay que tener en cuenta una serie de consideraciones:

Cada persona presentará necesidades distintas de hidratación según las condiciones personales y del ambiente.

Cuando se corre durante menos de 30 minutos no suele ser necesario beber agua y si es por debajo de una hora es suficiente con tomar agua.

Por encima de una hora corriendo se deben tomar bebidas específicas para deportistas que aportan las sales minerales y los elementos energéticos que necesita el organismo.

PLANIFICAR LA ACTIVIDAD

Es importante contar con asesoramiento especializado para realizar cualquier deporte pero como punto de partida es necesario seguir unas sencillas reglas:

*Realizar estiramientos iniciales y calentar: en carrera el calentamiento consiste en realizar un trote suave antes de comenzar a correr.

*Hay que fijar una duración adaptada a nuestro nivel físico y progresivamente aumentar el tiempo de carrera.

*Es importante que no se fijen objetivos basados en la distancia hasta que no se ha conseguido un ritmo de carrera que se soporte bien.

*El terreno para correr debe ser inicialmente llano, evitando los irregulares y resbaladizos y sobre todo las pendientes.

*Al terminar no se puede parar de golpe sino más bien de forma progresiva para evitar posibles mareos asociados a los cambios bruscos en la presión arterial.

*Se finaliza la actividad con nuevos estiramientos para que los músculos se recuperen.

LOS ERRORES MÁS COMUNES A LA HORA DE CORRER

   1. Marcarse objetivos muy exigentes: suele ocurrir que quienes no tienen entrenamiento deportivo se proponen llegar a la meta en una competición como el maratón. Para competir o participar en pruebas de este calibre, Manonelles señala que es necesario una preparación de al menos 8 semanas.

   2. Emplear ritmos de carrera demasiado intensos: las actividades extenuantes y que agobian al corredor dan lugar a un gran número de abandonos en la práctica de este deporte.

   3. Buscar información y consejos en revistas, Internet o conocidos: para practicar con garantías de salud cualquier deporte hay que acudir a los especialistas para encontrar el asesoramiento correcto.

   4. Tomar bebidas refrescantes y energéticas: la hidratación debe realizarse con agua o con bebidas específicas para deportistas.

   5. Buscar asesoramiento en tiendas deportivas: los fines de los establecimientos son meramente comerciales y su personal no cuenta con la formación ni titulación necesaria para ofrecer información sobre qué equipamiento es el más adecuado para las condiciones físicas de cada persona.

   6. Salir a correr con sol y altas temperaturas: se pueden producir peligrosos golpes de calor o la descompensación de alguna patología cardiaca.

   7. Utilizar plásticos alrededor del cuerpo en condiciones de calor: el objetivo es adelgazar pero esta práctica común entraña un grave riesgo para la salud.

Europa Press Comunicados Salud
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies