Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 15/07/2013

PERMITE ENVIAR LOS DATOS A TRAVÉS DE 'SMARTPHONES'

Desarrollan unos pañales 'inteligentes' que detectan infecciones urinarias y otras patologías

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La empresa norteamericana Pixie Scientific han desarrollado unos pañales "inteligentes" que permiten detectar posibles infecciones urinarias, disfunciones renales e incluso deshidratación. Además, gracias a una aplicación para teléfonos móviles 'smartphones' se puede transmitir toda la información recopilada por estos pañales para enviarlos a un médico.

   La tecnología de estos pañales es relativamente simple y se basa en dos pilares. La parte delantera contiene un parche con varios cuadrados de colores, y cada uno representa una interacción diferente con una proteína, con agua o bacterias, de modo que cambia de color si detecta algo fuera de lo común.

   Asimismo, también tiene un cuadrado blanco neutro para comprobar más fácilmente los cambios de color en los otros cuadrados.

   Por su parte, la aplicación del teléfono permite escanear el parche y hacer lecturas precisas de los datos químicos basados en los cambios de color. "Cuando terminas de cambiar al bebé, ya tienes el resultado", según ha explicado a la BBC Jennie Rubinshteyn, socia de Pixie Scientific.

   Una vez escaneado el parche, los datos se cargan en una base central, donde los médicos pueden acceder para obtener información sobre la evolución del niño y si es necesario realizarle pruebas.

    "La aplicación es muy personalizada y te permite tener el historial del niño. Desde diabetes hasta problemas de riñón, puedes agregar toda esa información", comenta Rubinshteyn.

   Y, además, permite enviar los datos directamente al médico, además de a quienes los padres estimen conveniente, creando una red que puede incluir desde niñeras hasta hospitales.

   El pañal será probado en el Hospital de Niños Benioff de la Universidad de California en San Francisco a partir de septiembre. Por su parte, el Hospital Infantil de la Universidad de Columbia, en Nueva York, también está considerando poner en marcha un estudio similar.

   Las investigaciones se prolongarán entre 9 y 12 meses, por lo que si todo sale bien la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) podría aprobarlo durante el segundo semestre del año.

   El pañal costará alrededor de un 30 por ciento más que los pañales convencionales. "Lo ideal es usar el pañal (con el test) una vez al día, excepto si el niño tiene fiebre o está enfermo y los padres quieren tenerlos controlados", explica Rubinshteyn.

   Por lo tanto, el coste podría recuperarse al evitar tener que ir constantemente al pediatra, ya que los datos del análisis de orina le llegarán directamente al especialista.

Europa Press Comunicados Salud
comments powered by Disqus