Ordenado por
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 06/06/2011

Recomendaciones antes de selectividad

Una correcta iluminación y los descansos periódicos, esenciales para proteger los ojos durante las horas de estudio

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Alumnos de segundo de Bachillerato de toda España se presentarán la próxima semana a los exámenes de acceso la universidad, conocidas como selectividad, unas pruebas que pueden pasar factura en la visión de los jóvenes. Por esta razón, los estudiantes deben seguir unos consejos básicos para cuidar sus ojos y mejorar su rendimiento, como tratar de mantener una correcta iluminación y los descansos periódicos.

   Según explica el director Médico de Clínica Baviera, Fernando Llovet, "lo más importante es elegir el espacio adecuado para estudiar". Para este expertos el "intenso trabajo intelectual va acompañado de un importante esfuerzo visual" y, por esta razón, los estudiantes buscar "una habitación con luz natural y una segunda luz de trabajo que enfoque por el lado contrario al que escribimos para no hacer sombras".

   "También es necesario prestar atención a los descansos. Cada media hora debemos dedicar un par de minutos a mirar a lo lejos para variar el enfoque", recomienda, al tiempo que, recuerdan los especialistas de la clínica el esfuerzo que supone "horas y horas de estudio y concentración, leyendo los apuntes o frente al ordenador".

   "El sistema visual del ser humano está diseñado para trabajar en espacios abiertos y distancias largas, con una importante amplitud y variabilidad de movimientos oculares. Sin embargo, cuando estudiamos trabajamos en un espacio cerrado, con distancias cortas y movilidad ocular limitada", advierte Llovet.

   Por este motivo recomienda descansar la vista cada media hora mirando a lo lejos durante un par de minutos, ya que "este ejercicio corrige los desequilibrios y nos ayuda a descansar la vista", explica, al tiempo que señala que lo mejor es asomarse por una ventana y variar el enfoque.

   Además hay que mantener siempre una distancia mínima de 30 a 40 centímetros entre el papel y los ojos, para ello puede ayudar un atril y ubicar la zona de lectura o estudio frente a una ventana para aprovechar la luz natural. "Lo más correcto sería colocar la pantalla aproximadamente a una distancia de medio metro y asegurarnos de que esté paralela al plano de los ojos", añade.

   Aparte, hay que evitar los reflejos cuando se trabaja frente al ordenador; y colocar la pantalla aproximadamente a una distancia de 50 centímetros de tu cara; también es importante asegurarse de que la pantalla esté paralela al plano de los ojos.

   "Siguiendo estas sencillas directrices, los ojos de los jóvenes estarán preparados para el estudio previo a la Selectividad y para disfrutar de las merecidas vacaciones de verano", concluye Llovet.

Europa Press Comunicados Salud